banner ad

Vengo de la cerranía…

| January 7, 2010

Cachinchunflen, un tipo medio alto bajo que usa camiseta, hoy se tira la maroma de escribir para ustedes los impedidos mentales.
Vengo de una metrópolis en la Cordillera Central, donde el equivalente a los nombres “Richard Carrión”, “Tati Ferrer” y “Tommy Rivera Schatz” son “Carlos Salchicha”, “Papo el Pelú” y “Cobí”, respectivamente. Aquí la gente en lugar de recibirte con aplausos como cuando los Bori-cools aterrizan en el aeropuerto, te reciben con un melodioso “Bienvenidos a esta mierrrda ‘e pueblo”. En vez de irte a janguear con los primos a la zona hotelera en plan de cacería de vulvas gringas cual gavilán pollero, caminábamos dos millas a pie pa’l río “El Salto del Limón” o pa’l “Charco ‘e Los Novios”, con una caja de muslos de pollo Tyson y hamburgers El Gordito, una parrilla y el adobo Don Goyo de abuela. El chef a prender la leña mientras nosotros pescamos bruquenas, esperando pa’ comer y después buscando las medias apestosas que el cabrón aquel usó pa’ prender el fuego.

No todo es belleza como en el párrafo anterior. En ésta ciudad donde no hay ni un solo semáforo fue donde me jendí la frente en dos cantos a la hora del almuerzo en Kindergarden. Estaba brincando una verja cuando el ruedo del pantalón se enganchó en la misma. Es ahí cuando el filo de un banquito se metió en el medio pa’ saludar los 14 puntos a sangre fría que al Sol de hoy andan conmigo, y que todo el mundo confunde con un cien pies.

Pasó el tiempo y no escarmenté… Me rompí la clavícula corriendo bicicleta par de años después. Misma clavícula que me rompieron para poder nacer, pues fui un pichón de manatí de 10 lbs y 22” y media. Me disloqué la cadera por jaquetón y por estregarle a la gente en la cara que yo era “una jodienda en Salto a lo Largo”. También me disloqué un brazo jugando Volleyball tratando de darle una galleta a la bola como la que El Father le dio a Arcángel, quien todavía tiene el teléfono ocupa’o. Entre otras cosas mi hermano me rompió un 2 x 4 en la frente sin ninguna razón. Otro día se me hizo una aneurisma en la cabeza, producto de un gasnatón en high definition que me dio el cabrón, y de cabeza metieron a Cachinchunflen a la sala de cirugía. Al enterarse de la gravedad de la situación me tiró la frase hecha famosa por Fernando del Rincón: “Mira lo que me hiciste hacer”. Eso, aparte de que me dejó con la nariz mirando pa’ arriba. Quiero resaltar el hecho de que esa pelea fue entre un lagartijo desnutrío de 9no grado contra una morza de grado 12. También entre grado 10 y 12 me trataron de figar una vez y lo lograron en el segundo intento. Y por último, haciendo snorkeling caí en una alfombra de erizos y, literalmente tuve que gatear por encima de los erizos pa’ tirarme al agua y decir “un, dos, tres, no juego”.

Lo más cabrón fue que al tiempo de todo eso, como todo loser de arrabal que no aprende, me volví a caer de una bicicleta… a los fucking 19 años. Me rompo la mano y también rompí el yeso pa’l carajo a las dos semanas porque ese cabrón picaba más que las encías de un nene echando dientes. Me ponen una muñequera con varilla que compraron en la farmacia de la vieja del pueblo que es la misma Awilda Carbia, pero sin gallos al hablar. Y en un giro de eventos a lo Final Destination, Cachinchunflen está entrando a la casa descalzo huyéndole sin éxito a un aguacero. Suena, el teléfono y lo contesto. Era mi novia (ex). Y como Dios tiene un sentido del humor tan cabrón, mandó a mi mai a decirme “¡CachinCabrón, engancha esa hostia! ¿Tú no oyes que está tronando, jodío retarda’o?”, a lo que respondí con el clásico letrinero “Ayase al carajo, Ruperta La Caimana”, y acto seguido se escuchó un SUTAAAAAAA!!!!! Dios tiene sentido del humor porque un rayo cayó en el transformador al lado de la casa, pasó por la línea del teléfono y me azotó como Wisin azota al pai cada vez que lo manga dándole deo a sus gallos. Salí volando por toda la sala y me encontraron rebotando en el piso como pesca’o fuera del agua y encima la varilla de la muñequera me quemó la mano. Me imaginé a Dios riéndose y moviendo la cabeza diciendo “Who’s the bitch now?” como en la película The New Guy. Todavía la gente se encojona conmigo cuando digo que soy una hormiga debajo del Sol y Dios es un nene de 7 años con una lupa.

Ah, y no estoy jodiendo. Todo eso pasó.

Con el tiempo mi suerte cambió, o mejor dicho, cambié mi suerte. Y no me refiero a que dejé de chocar con las cosas sino que le puse foam a las paredes de casa.

Mi suerte cambió también porque encontré visa para un sueño en la ciudad de Don Juan, o algo así se llama. Lo que si sé es que las mujeres de Don Juan caminan con una solemnidad y un guille como si la tuvieran en la frente. Pero de reojo las miro y les digo “Watagatabitus-Fuck you!” y ya. He tenido que aprender dialectos y palabras como “flow”, “corillaje”, “qué es la que” y “bailoteo” para entrar en el grupo entre comillas. También he tenido que aprender que con el pasar de los años nuestros padres se convierten en nuestros hijos. A poner en práctica las enseñanzas de los golpes y sinsabores de la vida y a utilizarlos para tratar de ser mejor persona. Que es importante tener claro pa’ donde vas, pero más aún el no olvidar de dónde vienes. Aprendí que no existe el destino pero las cosas pasan por algo. Que el rico no es el más que tiene sino el que necesita menos. Y que a la gente buena siempre se le da la mano y se le ayuda, entre muchas otras cosas.

A pesar de todo aprendí a entender y a vivir con el sentimiento de nostalgia que me invade cada vez que visito mi pueblito y me tengo que ir. Malet and go, me monto en el carro pensando que me voy de un pueblo que en verdad es una mierda, y vuelvo a los tres o cuatro meses y es la misma mierda, pero aquí se vive mejor que un adinerado. Y la realidad es que se me embriaga de tristeza el corazón de tan solo imaginar que llegue el momento en que quiera marcharme y no querer regresar a mi casita en la loma.

Te veo el fin de semana, vieja…

About the Author:

Filed in: Sin Categoria
×
  • La Verdad

    CORILLO RED 96 SE ESCOCOTÓ. MACETA, CHEKEA SI PUEDES RECLUTAR A UNOS CUANTOS PA LA LETRINA

  • Estefueelquetemeti

    Ustedes siempre al final la cagan en esos escrito y se ponen o patrioticos, sentimentales, seudomamalones, nostalgicos. Mamenme el bicho todos.

  • Estefueelquetemeti

    Ustedes siempre al final la cagan en esos escritos y se ponen o patrioticos, sentimentales, seudomamalones, nostalgicos. Mamenme el bicho todos.

  • le mont

    este cabron es jayuyano

  • Hi, cool post. I even have been wondering about this subject,so thanks for writing.