banner ad

“Simplemente no te quiere” versión Messenger

| April 18, 2017 | 0 Comments

 

La realidad es esta, no es socialmente aceptable decirle a alguien “de verdad, no me apetece hablar contigo”. No importa cuántas veces resaltes que no se trata de algo personal, siempre terminarás quedando como un cabrón. Así son las cosas, por lo que hay que aprender a vivir con nuestras decisiones.

A veces creemos que la tecnología podría facilitarnos la vida y que todos sabríamos reconocer el “ghosting” o cuando alguien no quiere seguir la conversación. ¿Verdad? PUES NO. Gente que nunca has visto en carne y hueso te inundan con mensajes o el pasivo agresivo “like” en el “messenger”, 40 veces consecutivas.

A veces quiero pensar que estas personas no son intensas simplemente despistadas. Es por eso que aquí dejo: “Una guía rápida para saber cuando realmente alguien no quiere conversar contigo”:

1. Falta de respuesta. Esta parecería ser la más obvia. La gran mayoría de nosotros tenemos un teléfono o tableta como extensión de nuestro brazo. Si la persona no responde es porque te ignora. Punto. Ya sea porque está ocupada o porque no le da la gana. No pare más.

2. Monosílabos. Si le responden igual que un cuadro telefónico “para sí, favor de marcar el uno. Para no, favor de marcar el dos”, créame… NO quiere hablar. Otros indicadores son: “jaja”, “ah”, “cool”.

3. Falta del “¿… y tú?”. Si al preguntarle cómo está solo responde “todo bien, gracias” sin el “¿… y tú?”. No es porque no sepa las reglas básicas de cortesía 101, es que no le interesa aplicarlas con usted. Porque sabe que eso dará pie a una sesión de intercambios interminables. Para los que no se quiere prestar.

4. Gifs. Los gifs son geniales y hay veces en donde una imagen que se mueve habla más que mil palabras pero cuando 90% de sus respuestas se basan en gifs… Creo que es momento de tomar la señal. Bounce de ahí.

5. “Seen”. Dejar en “seen” por más de 15 minutos creo que se explica en sí mismo. Pero por si nuestras esperanzas quieren hacernos ver otra cosa lo repito de nuevo: NO quiere hablarte.

Por cierto, si de casualidad le responde no pregunte “qué haces, qué hacías, qué harás”. No sea confianzudo. Comente sobre el clima, es un cliché pero luce mejor.

 

 

(Publicado originalmente en el Facebook de la autora. Editado para La Letrina.)

 

About the Author:

Dori (bautizada Dolores del Ruido en honor al disco Romances del Ruido de Baby Rasta & Gringo) nació en Carolina, Puerto Rico cuando el pueblo todavía no tenía liga. Bocona de nacimiento y entrometía por convicción, decidió ser la primera abogada no corrupta de Carola. Como estudiante de leyes, sus pasatiempos son de llevar la contraria solo por joder, no afeitarse los sobacos antes de una protesta, y quejarse de lo mucho que tiene que estudiar.
Filed in: Vida
×