banner ad

Relationship status: Friendzoned

| September 25, 2012 | 48 Comments

Macetaminofen , el mismo cuya misión en la vida es recordarte que todos tenemos defectos, pero tú los tienes casi todos, hoy vuelve para hablar de un tema que de tan solo mencionarlo nos provoca una batucada de peos: el Friend Zone.

Yo tengo un vasto conocimiento en este tema. Desde los tiempos en que la física y el bacon conspiraban contra mí, y si me ponía una camisa anaranjada parecía un dron de carreteras, he sufrido los estragos de estar en el friend zone. Cometí aberraciones, como hacerle asignaciones a una pequeña, pérfida e insidiosa cortesana, cuyos senos adolescentes en forma de piragua fueron las musa de mis novatas masturbaciones, hasta hacer cosas como -léete bien esta pendejá- ver una novela mientras aguantaba el teléfono como un bambalán para hablar con la fémina durante los anuncios.

Luego, pagué el precio de sentir correazos en la espalda porque para ese tiempo, si en tu casa no había doble línea, te jodías porque siempre llamaba un familiar con una emergencia, y nadie se enteró ya que tú estabas escuchando a la perenceja o la sutanita suspirar por Juan Felipe de “Mi pequeña traviesa”.

Y ahí estaba uno: siempre consejero, siempre chistosito, y para dejarle saber que andabas molesto con el crush, dejabas sonar el teléfono DOS veces antes de cogerlo como un histérico. Nunca entendí el por qué si uno era buen chamaco, siempre tenía el cerquillo al día y hasta daba patás en la fila de la cafetería para que el “object of affection” pudiera pasar entre la hambrienta multitud, no pasaba eso que siempre ocurría en las películas en que la chica se daba cuenta de que el amor de su vida estuvo todo el tiempo a su lado. Más tarde lo comprendí: porque las mujeres son unas cabronas y PUNTO.

A lo largo de mis años pude escuchar cosas como “es muy bueno para mí” y todo tipo de aberraciones de estas muchachitas, quienes fueron creadas por alguna entidad satánica solo para complicar la existencia de la humanidad y mantener el limbo con matrícula de almas en pena. Un tipo bueno es comúnmente lo que le llaman “un mamao”. El “mamao” es este tipo que tiene un interés genuino por la chica, que la quiere con sus virtudes y defectos, y que está siempre para ella. Si encima de eso, le resuelves cuando te necesita, eso te hace cruzar la línea y te convierte en “mamaísimo”. Este es el tipo de cosas que hacen que el capítulo de Génesis en la Biblia con sus serpientes parlanchinas y féminas que salen de una costilla, sea la cosa con más fucking lógica en el mundo.

Estas muchachitas tienen el calor en la cara de decirte que nadie las va a entender como tú, que eres el muchacho que toda mujer desearía, y hasta te celan si te ven hablando con otra, pero, Papo, prefieren hacer una orgía con Cucusa, Carlos “El Economista” Cruz y Sonia Valentín, antes que pensar en ti para algún asunto sexual. Te besan en el cachete y una leve gota de semen se asoma en tu calzoncillo. Sus papás son locos contigo, cosa que te descalifica al momento. No ven en ti ese alpha macho porque no tienes casos de drogas, ni tatuajes de esos que parecen que te los hizo Michael J Fox después de tocar maracas en el Día Nacional de la Salsa, y lo más ilegal que has hecho es ponerle unos papeles 20% a los cristales de tu Hyundai Brio.

Juegan de mano y sus tetas tocan tu cuerpo, entonces uno lucha más para que tu firme y espigada erección no la roce y pasar un bochorno, que disfrutando el momento de esa suave y seudoerótica lucha libre. Agarras un puño de aire para atrapar su perfume, hueles tu mano y cierras los ojos. La invitas a salir y te pregunta “¿y quienes van?”. Te invita a su casa, y no solo te recibe con esos pantalones cortos que muestran sus bien formados y gruesos muslos, sino que sale con el tinte embarra’o en el pelo y las cejas porque para nada le molesta que las veas non sexy, y aún así uno mirándola y pensando en todas las barbaridades que has visto en Red Tube y que deseas hacer cuando Colón baje el de’o.

Te tiene escuchando canciones de Jordi en la ducha y hasta haciendo monólogos de lo que le dirías, pero que es más probable que te vuelvas un violador en serie de deambulantes, antes de sacar valor para contarle lo que sientes. Pasas la noche de un sábado aconsejándola porque el último chamaco que conoció (hace un mes y a ti te conoce hace cinco años) le rompió el corazón, y a pesar de que te vuelve loco, das tus mejores frases porque al fin y al cabo solo deseas verla feliz. Uno tiene toda la carga emocional de una relación, pero sin los blow jobs y sin hacerte los desayunos en pantys. Como el último gran cuchillazo al corazón, tiene “Buenos amigos” de Álvaro Torres y Selena como el ringtone cuando tú la llamas.

Entonces, encuentran un tipo con inestabilidad emocional, problemas de drogas, enfermedades venéreas, mal aliento, falta de higiene, infiel, frívolo vendedor de carros, con arranques violentos…y ¡BOOM! ¡Su alma gemela! Parece que el colágeno que mantiene humectada la piel de las mujeres es el drama. Las mujeres en la vida hacen como el primo morón de uno cuando juega Jenga: buscan la pieza más dura y problemática, insisten en moverla a cojón y lloran cuando todo el juego se derrumba por culpa de sus estúpidas decisiones.

Lo más extraño del friend zone es que es los caballeros no ponemos a las chicas en esa situación. Digo, mujer que me lees, si te ponen ahí es por una de dos cosas: o al chico le gusta hacer percusión con sus testículos azotando unas nalgas masculinas o estás bien fea pal carajo.

En un mundo en donde la razón debería ser la norma, pero que ocurren cosas tan sensatas como feministas que actúan como machos, pues lo común sería ser sincero y simplemente decir lo que piensas a esa mujer que te gusta. Pero no, Dios no se apiada ni de los niños sin bautizar ni de los varones en el friend zone. Intentar salir del friend zone es como escribir poesía: no importa las palabras que uses, por algún la’o va explotar una carcajada burlándose de ti. Solo tienes una oportunidad para hacer un gran ridículo. El Friend Zone debe ser la epidemia más feroz de esta generación.

¿No quieres que te manden pal friend zone? Ok, trata la actitud de “apuñalo vaginas con el pene a diestra y siniestra”, y ni se te ocurra abrir tu corazón. Si lo haces, mi hermano, TE JODISTE. Perpetúa el machismo, compórtate como el Tarzán que te enseñó a ser Frankie Ruiz. No le halagues la personalidad, admírale las nalgas o las tetas. Trata de llevarle a su vida más calamidad y desgracia, que buenos momentos. Provoca una hecatombe en su vida, eso te garantizará ser “The one” hasta cuando la osteoporosis la invada.

No le digas que las vas a llevar a Venecia, mejor dale una trilla pal Cerro ‘e Nandy. No te esfuerces mucho, dale lo menos que puedas. Promete, y luego rompe la promesa con la misma facilidad que Pepa Ralat parte avellanas con el bulldozer que tiene por quijá . Engaña, miente, y cuando te digan “te quiero”, responde con un dulce “gracias”. Quizás no son los mejores consejos, pero al menos te garantizan estar fuera del friend zone. Ya lo dijo Sabina: “En asuntos del amor, siempre pierde el mejor.” Ya lo dijo Cholo El Cojo en el liquor store: “Si las mujeres fueran buenas, Dios tendría una.”

Si actúas como el típico macharrán LorenzoLamasistico, y aún te colocan en el friend zone, titán, debe ser que la soledad es un mecanismo de la naturaleza para evitar que te reproduzcas. ¡Chócala ahí!

About the Author:

Gurú farandulero, filósofo, analista político, pinto rejas, hago mudanzas y boto escombros. Autor del worst seller "Las Cavilaciones de un Escritor Loco". Insultos son bien recibidos en Twitter @Macetaminofen
×
  • RAFFY LIND HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA

    • Totalmente de acuerdo con los aenaccls de la tecnologeda en muchos aspectos, podemos estudiar, hacer transferencias de dinero, operaciones de compra venta, comunicarnos en forma privada y pfablica, pero es imprescindible que los intervinientes cuenten con un ordenador, en el caso de los paedses mab4s pobres donde los grupos que necesitan asistencia no tienen ni comida no hay ordenadores a disposicif3n de los necesitados. un grupo de contencif3n al violento, o al adicto necesita un espacio fedsico la computadora n ocupa el lugar del humano en estas circunstancias, y cuando damos talleres para tener salidas laborales re1pidas y sustentables, no podemos hacerlo por la red, los destinatarios no se acercaredan a esos proyectos aunque les regalare1mos una P.C. a cada uno, la usaredan para jugar.

  • MR. Marshalls

    “Si las mujeres fueran buenas, Dios tendría una.” Es muy cierto y yo que fui criado en el seno de una familia cristiana y 14 a~os de clases de religion aprendi que Dios lo que ense~a es la ley asi q hay q hacer lo que hizo pre~o a una mujer q no era de el, dejo q otro lo criara y cuando era grande lo reclamo. De momento me recuerda la historia de muchos boricuas

  • Narcan

    Maceta Te guillastes con esta jejejeje

  • mirate el mamabichofen este jajajaja enjamonao metio en el friendzone
    te lo dije en el 2009 que meterte conmigo era lo peor que podia pazarte bichofen
    y donde estan tus bichos que te defendian ah kanto de huelebicho
    donde esta el chunflen ese el bieque el fakir siemprecabe hercolobus y todos esos mazcabichos
    jaaaaaaaaaaaaaa bienbenidos a mi imperio!

  • PRAAA

  • Verdadero

    Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajja Brutal!!!

    Me rio también de lo que dice el maceteador de bichos de “Felito”

  • Verdadero

    Estoy loco por que se cuele un videito porno de Andrea de Castro…

    • Mofongo Relleno

      Fuck yeah! Esa nena se ve que se las traga por ver la leche correr. Ya quisiera yo tirarle un buen lechazo en esas ricas tetotas.

  • OKR

    coño esto se esta poniendo bueno otra vez!!
    que bueno me cago en diez!

  • Verdadero
  • CHUNFLEN, PONTE A ESCRIBIR MAMABICHO. PARA QUE NO DEJEN CAER EL STREAK QUE LLEVAMOS DE UN PROMEDIO DE 20 COMMENTS POR POST. VAMOS PA’ RRIBA QUE NO LAS PELAMOS.

  • Estefueelquetemeti

    Me volví a encontrar con esa mujer a la que yo se lo meto de vez en cuando. La misma que no se pone panties bajo la minifalda porque yo se lo pido, pues me gusta mamarle la chocha en cuanto abre la puerta de su apartamento. A veces la puerta se queda abierta mientras ya yo estoy en el suelo apartando labios vaginales a lenguazos y, con el movimiento que ella hace para cerrar la puerta tras de mi, siempre me incrusta la chocha en la nariz y casi me abrr abrr deja abrr abrr sin abrr abrr respiración. Bueno, estoy con ella en la cama y todavía le estoy mamando la chocha. Espero por un gemido de placer que hace tiempo no escucho. Y aquí va un dedo dentro de la vagina; y aquí van dos dedos dentro de esa misma vagina y sigo mamando y ahora trato el truco de formar las letras del abecedario con la lengua alrededor de clítoris y nada: silencio, frialdad, ni un pequeño movimiento de gozo. Dos dedos g-presionando, y aquí casi va el tercer dedo, cuando de pronto siento sus dos mulos aplastando mis cachetes y oigo las ansiosas palabras: “!!!¿Me lo vas a meter o me busco una maricona?!!!” Una maricona. Maldita sea la madre de esta puñetera mujer.

  • TuEx

    Maceta: que mucho roncas… Sigues jamon! Chunflen escribe mejor que tu, pero es un comemielda. Gazoo es un loco que ni el mismo se entiende. El se quejan del friendzone es pq no sabe usarlo.

  • TuEx

    Como esta el lloron aqui…Gente una sola cosa: NADIE te obliga al friend zone! Si estas ahi es xq quieres! Busca otro o otra…y deja la lloraera! Reguero de pendejos!

  • Alejandro

    Tiene mucha razón lo que escribe sobre el “friend zone”. A muchos hombres nos ha pasado esta situación.

    Las analogías, similes y metáforas son excelentes. Tienes un gran talento.

  • RECOJAN MOTETES…

  • Joyce

    A las mujeres tambien las ponen en el friendzone, just saying. La ultima vez que estuve en el frienzone fue en el 2005 cuando era prepa en la “iupi” de Arecibo, y antes de esa vez, en dos ocasiones en la high.

  • Errr Macaracachimba

    Joyce, yo también te habría enviado para el friendzone con esa pollina tan puñetera que tienes.