banner ad

Reglas para ser un Viejo Verde exitoso

| April 24, 2014 | 14 Comments

th (7)

Mi abuelo se llamaba Agustín Serrano. En Hatillo, en especial El Clan, de donde es mi familia, Agustín era una leyenda, un monumento vivo a la infamia. Conocido como “El Gavilán”, por su don a la hora de hacer negocios turbios en los que dejaba embrollao’ a medio mundo y su gusto por pelear al puño, Agustín tuvo la friolera de 23 hijos con distintas mujeres. Con mi abuela tuvo nueve hijos, y con otra esposa, que era la hija de una esposa que tuvo antes y dejó para estar con la hija, tuvo al menos 5 más. El resto son, como se dice por ahí, “misas sueltas”.

Aunque nunca tuve una relación estrecha con mi abuelo, siempre sentí una fascinación por        la facilidad con la que conseguía mujeres. Era un viejo con sombrero de media ala y camisas tropicales los 12 meses del año, durante todas las décadas que lo vi vivir. Un hombre cuya fascinación por el dinero era tal que dejó de hablarle a mi papá cuando este tenía como 15 años, por no pagarle una mano de cartas, cuyo valor aproximado era una peseta. Era un hombre casado que abiertamente tenía más de una chilla y que ya todo el mundo veía como una conducta “normal” en él. Mi abuelo murió el año pasado, a la edad de 90 años. Sé que al menos hasta los 85 tenía chillas, todas menores que él; todas de la edad que yo tenía en aquellos años. Entiéndase, las chillas de un viejo de 80 y pico años rondaban entre los 20 a 23 años.

Miguel Ferrer: un dios entre los hombres.

Miguel Ferrer: un dios entre los hombres.

No es fácil para los hombres de edad avanzada lograr llevar a la cama o tumbarse a una muchachita. Por cada Miguel Ferrer hay mil ancianos que compran Viagra, no para llevar a la cama a una mujer, sino para tener una noche de pasión con su propia mano. La vida se torna negra para el varón que entra en años pero su libido conserva su juventud. Parece que es parte de la crisis de la edad media; los hombres comienzan a buscar mujeres más jóvenes, como un vampiro que piensa que puede alimentarse de la juventud de la mujer que lleva del brazo. Estos hombres comienzan a ser la burla de las jóvenes, y no tarda en regarse su mala fama hasta llegar a los círculos de personas de su edad. Comienzan a llamarlos por la palabra compuesta “viejillacos” y el eterno “viejo verde”.

Ahora que estoy rozando la tierna edad de los treinta, comienzo a codearme con hombres que muestran indicios de ser futuros “viejos verdes”. También es más latente la realidad de que no todo lo que se mueve es carne a la que se le puedan hacer acercamientos. Cuando tienes 14 años tienes un rango ilimitado de mujeres con las cuales fantasear. A esta edad, muchachas menores de cierta edad ya no te atraen, y ver que en los ojos de estos siguen con esa mentalidad sabes que en el futuro podrían ser el chiste de tu círculo de amistades por “viejos verdes”.

Yo, Gazoo Starr, besos a los que me recuerdan y flores al que ya me olvidó, he decidido hacer un estudio monográfico sobre los viejos verdes, tomando como recursos las historias de éxito que conocemos, las historias de mi abuelo y el plagio indiscriminado de todo material que pueda encontrar en el internet y que a su vez pueda hacer pasar como mío. Es mi objetivo lograr que los varones confirmados como viejos verdes se coloquen en posición de obtener vaginas y no sean vituperados, maltratados, humillados y hasta cagados en la boca por la sociedad.

¿Por qué les llaman Viejos Verdes a los hombres maduros con un gusto sobrenatural por las vaginas jóvenes?

El primer paso para que un viejo verde pueda ser exitoso en su vida sexual es conocer la historia de su especie. Me di a la tarea de conseguir la raíz de por qué son llamados Viejillacos y Viejos Verdes. El término viejillaco no es difícil de entender, pues es el compuesto de las palabras viejo y bellaco: un viejo que está bellaco. Ahora, el término viejo verde es rico en tradición, y como siempre, su significado cambió a través de los siglos.

La Academia de la Lengua define “viejo verde” como “el que conserva inclinaciones galantes o apetitos carnales impropios de su edad”. De antemano vemos que la sociedad le ha puesto edades a la sexualidad, y que ve como impropio que a cierta edad los hombres todavía tengan ganas de echarse con mujeres. Sin embargo, hace muchos siglos, el epíteto no era una ofensa, sino más bien un “chócala ahí, ¡Campeón!”. En el Siglo XVI, ser un viejo verde significaba que estabas cabrón; quería decir que eras una persona que conservaba su vigor y lozanía. Así es como se decía en el latín vulgar: viridis a vigore, que se traduce como “verde es a vigor”.

A los viejos canosos se les comparaba con la cebolla y no por la peste con la que se asocia a los ancianos. Se les consideraba como las cebollas porque estas hortalizas se caracterizan por tener la cabeza blanca y el rabo verde. El autor Sebastián Covarrubias dijo en el 1611: “Es el color de la yerba y de las plantas cuando están en su vigor…No dejar la lozanía de mozo entrando en edad…a los que siendo viejos tienen verdor de mozos, decimos ser como los puerros, que tienen la cabeza blanca y lo demás verde”. De ahí otra frase peyorativa que se les dice a los ancianos de pipí travieso, “viejo rabo verde”. Sin embargo, cuando les decían que tenían el rabo verde lo decían porque sus pipices en vez de ser un pedazo de carne amorfa, eran pipices capaces de ponerse duros y venosos como el cuello de Bane el de Batman; una vez más el verde significa vigor, y no otra cosa.

A partir del siglo XVII se va jodiendo la cosa para todos los ancianos, en especial para aquellos de habla hispana como Don Francisco. Se le comienza a dar una connotación obscena al término “viejo verde”. Se cree que el verde dejó de simbolizar la vigorosidad y empezó a simbolizar la envidia, que también se asocia con este color. Ahora los viejos verdes eran hombres que envidiaban a los jóvenes y usaban su dinero y conocimiento para robarle las vaginas que por ley se supone que les tocara a los jovenes de testículos aún lampiños. A raíz de este cambio semántico, entiéndase del sentido de la palabra, comienzan a hacerse chistes y comentarios lascivos en contra de los ancianos que solo quieren volver a ver el lugar por el cual llegaron a este mundo.

Viejo Verde en el Mundo Moderno

            Ser considerado un viejo verde va a depender mucho de la edad que tiene la mujer con la que tratas de revolcarte como el cerdo que eres. Si estás con una mujer de 30 años, tener 35 años no te hace lucir viejo. Ahora, si estas con una de 21, vas a parecer un anciano. Todo es cuestión de percepción. El otro punto importante es tu fisionomía y tus genes. Si tienes 32 años pero pareces de unos tímidos 40, papá estás jodío. La manera en que un hombre se cuida, sin llegar a los extremos del metrosexualismo, importan mucho. Tomemos de ejemplo al cabrón que canta “Happy”, Pharrell. Tiene como 42 años y parece de 18. Aunque fuera pobre, jamás va a ser considerado un viejo bellaco. Aún así, los expertos que me acabo de inventar confirman que no hay manera de tener 37 años y que todavía te puedas considerar “joven”. Ya a esa edad debes ir aceptando tu situación y de una vez haciendo el testamento.

El nuevo y flamante integrante del Club de Viejos Verdes, capítulo de Puerto Rico.

El nuevo y flamante integrante del Club de Viejos Verdes, capítulo de Puerto Rico.

 

Reglas para ser un Viejo Verde Exitoso:

            Estas reglas, obtenidas del diario de Miguel Ferrer, son los Mandamientos del Viejo Verde. Estas reglas han sido avaladas por Topacio “Topy” Mamery, Don Francisco, Mick Jagger, Paul McCartney y Epifanio González Villamil. Comencemos:

 

1) La Mujer es Maldad– La regla de oro cuando se brega con cualquier mujer no deja de ser cierta. No importa tu edad, nunca olvides que tienes de frente al ser que sangra 7 días y no muere. Como dijo Alexis Zárraga una vez, “si la mujer no fuera mala, Dios se hubiese casado”.

old_man_money

2) Tu dinero es lo más importante – recuerda que es una falacia que las mujeres busquen a un hombre “maduro” primordialmente por su experiencia y por ser  “más interesantes”. La mujer que a tu edad avanzada te vaya a dar una oportunidad lo hará por tu dinero. Ellas no quieren empezar de abajo con un tipo joven. Quieren uno ya establecido y que tiene para desperdiciar en ellas. Tampoco es cierto que sea porque la vejez te ha hecho bueno en la cama.

“Tener dinero” es relativo. Mi abuelo era sepulturero (lo cual hace más chistoso cuando pienso a todas las que se lo “enterró”). No tenía un carajo de chavos para la mayoría de nosotros, pero el sabía dónde buscarlas. Él iba a los arrabales y los sitios más bajunos del área noroeste, lugares donde los billetes de 10 no eran una realidad, sino más bien una leyenda. Así que cuando él las llevaba a comer a Burger King era como si las estuviera llevando al sitio más “posh” de Puerto Rico. Ni hablar cuando las llevaba a Me $alvé y con el pecho inflao les decía “bebé, compra LO QUE QUIERAS”.

3) Mientras más suave el perfume, mejor – Con la edad, la carne va pudriéndose, no importa cuan vivo te veas. Te empiezan a salir lunares en las manos y las grietas en la carne parecen unos mini chichos. Como si fueras un perro Sharpei, pero con muchas más arrugas, se te hace imposible limpiarte todas las grietas de todo tu cuerpo. Estas comienzan a coger más olores que las butacas del tren urbano a la hora de cerrar. Este olor se intensifica si utilizas perfumes fuertes. Por nada del mundo uses un perfume imitación. También están prohibidos el Lapidus, Lagafer Photo, los perfumen Cuba en forma de cigarro y todos los Sambas habidos y por haber.

memephoto24042014112334

 

4) Vistete de acuerdo a tu edad – No trates de vestir de Pac Sun. Hasta Miguel Ferrer, el Heffner  boricua, hizo el ridículo cuando trató de vestirse “deportivo” en una de sus salidas con Bodine Koehler. Recuerda que NO eres joven por tener una criquita lozana a tu lado. Verte así vestido puede hacer que se le rompa el embrujo que con tanta eficiencia lograste, y que se vaya a los brazos de uno que se vea bien con exactamente la misma ropa que llevas puesta. Vístete de acuerdo a tu edad, que sea ella la que tenga que vestir más recatada para estar a tu altura, esto ayudará que los lobos jóvenes dejen en paz a tu presa. Si puedes hacerle creer que vistiendo como una pentecostal se ve a la moda, mejor pa’ ti.

Acción Poética Camuyana

Acción Poética Camuyana

5) Nunca piropees – La característica que todo comediante usa cuando crea un personaje que es un viejo verde, es darle un rifle lleno de piropos pendejos. Primero, que los piropos ya no se usan a menos que sea en imágenes que digan “Acción Poetica”. A las mujeres no se les dice esas cosas a menos que ya estés seguro que siente algo por ti o que quiere que se lo emburres. Además, cuando piropeas a esa edad tiendes a parecer un pedófilo. Cuando un viejo se le pega a una muchacha a hablar la intención no es aconsejar ni contarle historias de su juventud, es para probar su juventud. Corta con lo que te hace ver como un enfermo y un mamao’.

Así te ves tirando un piropo.

Así te ves tirando un piropo.

6) No eres su padre – Los psicólogos dicen que las mujeres buscan un hombre que les recuerde a su padre. Recuerda que no lo eres. Lo único en lo que quieres parecerte al papá es en las nalgadas que le vas a dar. Si tratas de controlarla se va a dar cuenta de lo viejo que eres al asociarte con el papá, no importa si ya ella está en sus treinta y no tiene “daddy issues”.

7) Escoge bien dónde vas – Si vas a Brava te vas a cagar en tu madre. Te vas a ver fuera de grupo y tu “creepiness” parecerá una bombilla que alumbra sobre ti. Vete a chinchorros de mala muerte o pubs menos trendy.  Allí es donde van las muchachas desesperadas y las que ya le perdieron el gusto a la vida lo suficiente como para cometer una puercá contigo. También puedes ir a la Iglesia, las jamonas se pelearán por ti, pensando que eres el hombre que Dios les prometió.

Nunca te olvidaremos, Blue.

Nunca te olvidaremos, Blue.

8) Hay una diferencia entre viejo verde y pedófilo – No seas un puerco cabrón. Respeta a las menores de edad. Si tienes treinta o más, búscalas de 21 en adelante. Imagina que esto es como la NBA, y que no pueden entrar jugadores nuevos hasta los 20. Hay excepciones, como por ejemplo, si te llamas Miguel Ferrer y puedes tener a una ex Miss Puerto Rico de sangre holandesa y piel canela. Sin embargo, bajo ningún concepto motivo o razón te aproveches de alguien menor de edad. Si lo haces mereces morir lentamente.

9) Recuerda tu objetivo – Tu objetivo debe ser siempre probar de lo que un Cerrati pre-vegetalismo llamó “Jugo de Luna”. No te enamores ni pa’l carajo. No confundas tu bellaquería con soledad. Vas a salir bien jodido.

10) Ser un viejo verde significa vigor. Recuérdalo bien. Significa que a tu edad todavía metes. Si alguien te dice lo contrario sácate el pañuelo del bolsillo o la tarjeta AARP y dale con ellas en la cara.

1381988493184

Responsable de un 90% de la mala fama de los viejos verdes en Puerto Rico.

Si sigues estas reglas deberías estar en las papas. Sin embargo, recuerda que la vida es más que un festival de chochas. Busca el amor, no seas cabrón. Si está en la disparidad de edad como Topy y Shalimar, pues que así sea. Ahora, que no te arrepientas luego de haber permitido que el pene dominara tu vida cuando en el ocaso de tu vida te visite la soledad.

viejo-verde2[1]

Mi abuelo, el gran Gavilán, tuvo un final muy triste. Luego de una vida de ser un mujeriego, ya cuando había enviudado, se casó con una joven de unos 24 años. La muchacha se fue con el chillo el mismo día de la luna de miel. También lo obligó a vender su casa al banco en uno de esos chanchullos en los que el banco te da el dinero y te deja la casa hasta que mueras. Cuando murió no había un centavo ni siquiera para el sepelio. Un sepulturero que no tenía para ser enterrado; ironías de la vida. De veinte hijos, dos fueron a verlo en capilla ardiente.

La vida es mucho más que la búsqueda de un roto pa’ hacer trinchera. Mi abuelo le dejó un sobrenombre completo a su familia, “Los Gavilanes” y una fama no ganada de viejos verdes a todos sus hijos. Viridis a Vigore.

 

Recuerda que puedes bajar el App de La Letrina para Android en Google Play.

Dale like a mi página de Facebook, allí puedes decirme otros trucos para ser un gran viejo verde. www.faceboo.com/GazooStarrOficial

About the Author:

Creador y fundador del mejor blog de Puerto Rico: La Letrina. Maestro de profesión y machinero en fiestas patronales de vocación. Gazoo Starr es un camuyano comprometido con las causas menos nobles del país. Puedes contactarlo a través de Twitter @GazooStarr.
Filed in: Vida
×
  • Ataveyra

    Me sacaste del sarcófago para decirte: Excelente artículo.

    Lo más cafre y vulgar que se ve son los viejos verdes, babosos que en cualquier lugar y en cualquier circunstancia quieren hacer un levante.

    Besitos Kedeus!! Extraño esto

  • SRCrespo

    ¡Estás fuera de liga! Era sepulturero…. y a todas le había enterrado jajajajaja

  • Wincy

    El articulo es una obra de periodismo e investigación! Merece un fuckingPulitzer!

    Right True!

  • http://poder5.blogspot.com Prometeo

    Leí Gazoo al principio y seguí leyendo.

    Los viejos verdes son lo más ridiculo que hay en la vida…

  • Gigi Goyette

    Comence a leer con un poco de malestar..ya q en estos dias han habido tantos viejos pedifilos ..q el FBI tuvo q reclutar gente…y me acuerdo del viejo q impregno a la nieta 2veces…y el viejo del almacen de Navidad de Mayaguez q le pagaba a unas nenas de 13 y 15…Mi Tio-abuelo era un viejo verde adorable…llevaba a las muchachas a comer pollo asado ,arroz y viandas y despues a bailar..mlas muchachas eran unas nenas de 55 a 60 el tenia 75….una vez me dice estoy saliendo con una muchachita y es loca conmigo…..tenia como 45….

  • Anon

    Shalimar es una puerca y topy no es un viejo verde es un egresado de de Walking Dead

  • Zambuco!!!

    Al fin le regreso la musa. Dejame fumarme un cigarrillo y sacar la laptop al balcon para leerlo con extremo detenimiento!!!

  • kako tetilla

    te kedan siempre por encima…tienes q hacer uno de yolandita un dia

  • Rastaino

    Tuve que entrar a la Letrina para corroborar la información que leí en el blog del Martillo sobre el retiro del niño símbolo de los sostenes masculinos, Gazoo. Si es cierto esto del retiro, solo me resta decirte que eres un mamabicho, pero no un mamabicho común, eres un mamabicho tetón. By the way, buen escrito. Besis.

  • Joutax

    Yo soy un viejo verde desde los 25 años.

  • Barry Rubio

    ¡Te quedo cabron!! Atentamente “El hijo de un viejo verde”

  • Tezako Lakaki

    Muy bueno! Gracias por la clase de como ser un viejo verde exitoso, me sera util en un futuro cercano…

  • Lolamentas

    Te faltó escribir sobre los 35 over que se pasean por las escuelas con carros con aros, tinteaos y con reggaeton a todo volumen, buscando seducir chamaquitas. Sick!!!

  • viejillako 44

    Aveces me siento un super lechon pues salgo con nenas de 18 a 30 y tengo 44 aveces me miro al espejo y me pregunto que carajos me pasa? pero salgo rapido de esos momentos de refleccion y me consuelo con decirme que no es facil bregar con mujeres soy de los que opino si te vas a buscar un dolor de cabeza estando con mujeres pues que valga la pena pues todas son iguales a la hora de jodernos la vida pues que me joda la vida una jovencita olorosa a rosas y primavera a que venga a fastidiarme la existencia una vieja olorosa a chiforobe y alcanfor …bueno aunque yo uela a old spice o a flor de tabaco >.<