banner ad

Razón de Mujer. Totalmente Imparcial

| May 19, 2010

CleopatraMi hermoso nombre es Cleopatra Buendía. El Cleopatra es por promiscua, el Buendía, por nacer en un seudo-Macondo-político-cafrondo. No hay otra manera de explicarlo. Leyendo mierda entre estas ciberpáginas letrineras, mis papilas gustativas ansiaron mugre y los epitelios olfativos despertaron curiosidad por tanta peste en un mismo lugar. O sea, asquerosa peste a macho. Y qué mejor tema de presentación que hablar de lo que nunca dejaré de ser: MUJER. La razón pre-existe al hombre, según Descartes; la mujer engendra al hombre, o sea, la mujer es la madre de la razón. Y no se ofendan lectores –musculosos, blasfemos y chickistarianos wanabi- esta sólo será la base de mis críticos pensamientos IMPARCIALES.

Empecemos por el principio (por donde más?) y con esta explicación establezco la de Realidad Cristiana: EVA. Primera mujer mística en posar sus minúsculos pies size 5.5 en tierra y de figura exquisitamente sensual. Pies pequeños, por que al buscar bases sólidas en las costillas del hombre, encontró el creador muy poca materia no-afectada. Por que como se descubrió por los datos estudiados (Biblia, Popol Vuh, Ricardo Alegría), Adán, dejándose llevar por las observaciones a animales herbívoros, se dejó llevar por el burro y ya era todo un adicto al pasto para cuando Eva fue perfeccionada. La figura seductora era el detalle estratégico del Señor para que Adán, nuestro primer hombre sin excepción de defectos, dejara de mirar las yeguas y las ovejas con ojos de tentación. Lamentablemente la evolución es mágica, y le sembró ese deseo en lo más profundo de su tallo cerebral. Los hombres, por ende, siguen chichando y deseando los becerros o su faximil razonable, una dama que se deje dominar, que limpie el establo y en vez de un beee!!! berree un ¡Sí mi amor, jijiji, lo que tú digas!!.

Pero también hay una Realidad Científica con una EVA, la cual llamaron Lucy. Esta simio-humana-bípeda y paridora es la quimera donde plantaron todos los eslabones perdidos de la realidad humana. Lucy se nombró así gracias que a los científicos, evidentemente fumadores de marihuana y atletas del viaje LSD, escuchaban al momento del descubrimiento una canción de The Beatels donde se pronunciaba ese nombre. Práctico verdad. Lucy era velluda, así que evidentemente, desde esos tiempos la depilación fue un deseo evolutivo. Caminaba en dos patas, presentó evidencia de haber tenido múltiples partos, su cabeza era pequeña, y al yo ser creyente de Marx y Engels en que el cerebro creció con la adaptación al trabajo; afirmo, , nuestra Lucy entonces fue la primera cuponera históricamente reconocida. Evidencia empírica, no es un comentario parcializado.

Estas son algunas de las bases para la creencia del porqué entonces la mujer culipandea por el mundo con sus tentaciones deseosas de nacer. Caminan con el poder de ser simplemente hermosas. Por que claro, la belleza yace en la mirada del observador y en lo diestra que sea la dama con el maquilla, el movimiento de los labios, la Visa/Master Card y las caderas. Talentos adquiridos o ganados con una potente mamada full power, de esas que hace que los machorros doblen rodilla. Aprendimos de Eva a ser el Némesis de las Ave. Si, las Ave Marías. La sagrada madre de Dios virgen, o sea, sin haber sido poseída. La virginidad no es el himen, sino el sentido de posesión. Las ninfas eran vírgenes. Chichaban pero no le pertenecían a solo un hombre y eso es igual a virgen. Y ya sabemos que históricamente los machorros le cambiaron el sentido al crear el Martir-monio. Las Ave siguen existiendo. Son las damas de la apariencia, las que limpian la sangre del justo (que siempre el justo es su hijo y nunca el ajeno, esos otros siempre son feos, y tecatosrecatos y buscones). Son las que se casan con himen pero con el culo herido y la boca en la quinta paila del infierno. Son las que se embazan para mantener a su hombre y terminan siendo las primeras en serles infiel. Quien no ha probado siempre se queda deseando probar. Y por designio divino, y por seguir haciéndole caso a la observación del burro, esas son las preferidas de los hombres.

Pero siempre Eestamos las Eva, las que amamos con locura, pero el hombre nunca se entera. Prefieren siempre la becerra. Maldita evolución. Las Evas son las pensantes, las que al crecer observando animales, que a su vez se observaban, aprendieron lo mejor de la vida. De la leona aprendió que los hijos se protegen, y como parte de esa protección se tiene que tirar al “León” de la casa de vez en cuando (ya saben, para que no mate los cachorros). Aprendió de los chimpancés a trepar de árbol en árbol probando suerte hasta encontrar su lugar. Del gorila retuvo la necesidad del clan. Aprendió que un corillo cabrón es un éxito, pero para morir es mejor no hacer sufrir a nadie y marcharse a un río. De los perros, que cualquier lugar es bueno, y también a hacer ejercicios vaginales, ya que los bichos sólo se amarran con una tota dulce y bien trabajada. De todos supo por observación general que vivir en pareja es lo ideal, pero cuando la libertad está en el bolsillo y no se pierde, simplemente es el paraíso.

Las mujeres somos Evas que luchamos contra las Aves que se creyeron el zarpazo y la marca de la vaca de ganado. Paridoras, dadoras de leche y crías. Luego esos amos te abrazan en consuelo antes de tirarte a la trituradora de la humillación. Los machorros inventaron a Lucy, para que nos creyésemos el cuento y ocultaron las Evas, las amazonas, las guerreras. Quemaron Babilonia donde estaba la evidencia (me acuerdo, yo lo leí). La razón nace del mundo, el hombre fue barro nosotras costillas. El hombre tiene los sentimientos ocultos, nosotros a flor de piel. Este no es un tratado feminista sino un texto científico-místico para ofrecer un punto parcializado de la realidad humana: las mujeres somos mayoría.

Y les recuerdo a todas a través de estas líneas que somos seres magistrales. No por poseer una vulva o un rotito más que el hombre. Lo somos por que a pesar del intento misógino de devorar nuestra importancia en la historia, los seguimos pariendo, dándoles cada día una oportunidad más de darnos nuestro lugar. Ahora, la evolución es mágica, cada día hay menos hombre, por que dominamos la genética y a través de ella dejamos saber, que simplemente nos estamos cansando de esperar.

PD: Las Lucy’s son muchas en el mundo. Pero si fueron hombres drogueros en un viaje de ácido quienes sacaron la idea, prefiero dudarla. Para otros (muchos) el creador es un mito, aceptado. Pero mientras ese mito valide que los hombres están dejando de nacer, las mujeres cada vez somos más y que nuestras chochas siguen siendo cuna de la humanidad, pues se lo aguantan. A esto le llamaré, por licencia poética, justicia letrinera de un Mundo de mierda. Dudas, a los comments…

About the Author:

Filed in: Historias, Vida
×
  • Cleo, BRAVO. Este escrito esta muy pero que muy kbron!!! Tengo ganas de grabarlo en mis documentos predilectos. Te digo que haz mezclado esa mistica femenina, los origenes y hasta evidencia cientifica en una manera armonica.

    Es muy cierto lo que dices. Ya hay evidencia de que Lucy y otros seres de la linea (homo) podian tener camadas de bebes (en un mismo parto, tenian mas de un hijo de mas de un macho que las fertilizaba). Dato curioso.

    Hay un libro tambien que juega con la fabula de los origenes que me ha gustado mucho que te lo recomiendo. Se llama “El infinito en la palma de la mano” de Gioconda Belli.
    Habla mas adentrada en la lectura de que Adan y Eva tuvieron dos camadas de gemelos, y uno de ellos (una de las nenas) le salio peluda, como un mono…(COMO LUCY!!!) y dicese de que Eva estuvo antes de Adan con “otro”. jejejeje (te va a encantar)

    TREMENDO POST

  • cloepatrabd

    Demasiadas gracias por esas palabras twitamiga!

  • such is life …

    donde carajo esta ma-z …