banner ad

Los medios sociales y “el síndrome Aniel Rosario”

| January 15, 2011

Macetaminofen, el mismo que cambió para siempre luego de ser testigo como en Moca un grupo de tres varones -todos hermanos- le dieron besos negros a su primo hasta hacerlo desmayar, hoy vuelve para analizar la noticia que circula a través de todos los medios: la llegada de Maripily a Twitter. ( Macetaminofen toma una pausa) Ok, luego de ver el twitter de Maripily, es mejor cambiar de tema, porque ni aun pujando palabras, podemos hacer un análisis depurado con más de dos oraciones. Mejor hablemos de los medios sociales
y lo que yo he llamado “El síndrome Aniel Rosario“.

Hace unos años, escribí sobre el My Space y como éste se había convertido en el “nuevo lugar para el fronteo boricua”.Yo no sabía
que, aunque My Space ahora sólo sirve para que adolescentes se prostituyan y para que raperos de la talla de Galante El Emperador difundan su “música”, era tan sólo una pizca de lo que vendría. Ya con My Space fuera del camino, y con Tom trabajando como asesor
del gobierno de Luis Fortuño; Facebook y Twitter se han posicionado como , olvídate, la última pendejá de las comunicaciones.

Los medios sociales se hicieron para que la gente demostrara su diversidad, pero estos se han vuelto la cuna de los clichés y el molde donde se hacen las apariencias. Por ejemplo, entramos a Facebook y parece como si hubiese explotado una convención de Testigos de Jehová en el muro de uno; todos son adoradores de Dios, todos son feos y todos con un gusto en moda pésimo.La realidad se altera aún más cuando estas personas ponen que “la están pasando brutal en el jangueo“, y cuando ves la foto, se ve que claramente están posando para verse radicales y animales fiesteros. Una vez la foto se acaba, todo el mundo se sienta y siguen con su aburrida charla.Lo increible es que al otro día no ponen que tienen diarreas como todo vivaracho y bohemio en recuperación; no, ponen que van a seguir “pata’bajo” en una fiesta eterna sobre ruedas. Una de las cosas que más asco me da ,es cuando ponen pasándola brutal con mi familia“, entonces uno ve la foto del abuelo -que claramente se nota que apesta- y sus débiles muecas simulando una sonrisa.Seamos sinceros: nadie la pasa brutal con la familia. Déjense de mierdas.La familia está para joder y para ayudar a uno económicamente, no para “pasarla bien con ellos”; para eso están las amistades y Dean Zayas. Pero mis clichés favoritos son los que tienen que ver con amor y economía.

Siempre está esta chica -sí, porque siempre es mujer- que le pone al marido o novio en su muro que “lo ama”. Yo no sé ustedes,
pero para mí una que otra vez ,está bien; pero encajar eso todo el tiempo te convierte en una “saica” cibernética.O sea, siempre que eso pasa, el marido es feísimo y ella se cree que hay una fila larguísima de mujeres locas por arrebatarle a un pipón sin estabilidad económica.El hombre “saico” cibernético, nunca pone palabras, sino que le da “like” a todo lo que ponga el objeto de su atracción; como quien dice : “pa’ que sepas que te estoy velando”. Disfruto mucho cuando la gente pone fotos de su
familia ,y la titula “Vean a mi hermosa familia“.Ahí viene la pregunta obligada:”¿y dónde están?”. La cosa es que este tipo
de persona no aprende, y aunque sus fotos se vayan “chiva” en comentarios, insisten en ponernos más .Nosotros los boricuas, malos por naturaleza, sólo comentamos en las que tengan que ver con bebés.Les decimos que “están chulos” y que “Dios lo bendiga”, pero realmente estamos pensado “que feo es ese hijo ‘e la gran puta” y la siempre sana “¿Y ya Satanás lo inscribió en el Registro Demográfico?”.

Cuando hablamos de economía, todo el mundo quiere demostrar que “está en las papas”.Todos comen bien, todos tienen Iphone,
todos tienen una excelente vida…y de repente es que no olvidamos que hay una recesión económica, y que eso significa que la economía está estancada y que sólo -leanme bien-sólo a UNOS POCOS les va de maravilla. Yo en mi lista de amigos no tengo a ningún pariente cercano a Richard Carrión, ni a ningún Fonalledas; pero da la casualidad que aún viviendo en los suburbios de clase media, toditos son los Donald Trumph del internet.Nunca he visto un estatus en el que salgan diciendo “comiendo el combo del día de McDonald porque estoy pelao” o “me cortaron el agua porque preferí pagar el Iphone“.

Esa hipocresía da asco.¿Dónde está la gente auténtica como Manny Manuel?
Y sé que ustedes deben estar pensando “¿qué carajo tiene que ver Aniel Rosario con esto?”, y le diré : ustedes
son igual a Aniel Rosario.

Aniel es un muchachito con sueños y aspiraciones, que solía ser la versión afeminada y sin carisma de Gary Coleman.Todos
vimos a Aniel crecer, soñar y convertirse en un culo de persona. Todos sabemos que Aniel tiene un part time engrasando las bombas de las trompetas del Gran Combo y quitándoles la saliva acumulada; pero no, él insiste en demostrarnos que tiene un super trabajo como artista de reguetón y que le va de maravilla. Aniel , no sólo nos quiere meter la idea a cojón, sino que se tira fotos con reguetoneros para que “le creamos”.¿Se les parece a alguien? A mí sí…a ustedes.

Y no es que Aniel me caiga mal, vamos, hasta nos da risa como come sin cubiertos como negro al fin; sino que me molesta esa obsesión con aparentar cuando todos sabemos que la vida es oscura para él.Entre Aniel Rosario y ustedes no hay mucha diferencia, quizás algunos cyber friends de más, pero no es mucha la diferencia. Incluso, Aniel fue el que se inventó el tirarle fotos a las comidas y tragos, para dejarles saber a los demás que él la pasa bien aunque eche $5.37 de gasolina y compre gomas usadas.

Hace un tiempo , yo encontraba en Twitter esa realidad que no existía en Facebook.Con el tiempo, se han vuelto lo mismo…pero al revés. Allí todos son comecandela de la izquierda recalcitrante, y olvídate, que ellos pelean por la justicia social mientras le dan culo a una silla en el cuarto de sus papás.Lo mejor de todo, es que están entregados con la causa de la huelga de la UPR, abogan por los “derechos” de los encapuchados, hacen teorías de conspiración dignas de una paja mental de Andrew Alvarez…pero los fines de semana los que hay “¡DEMENCIA PARICERA!”. Es un poema leerlos sobre lo injusto que es “ser una colonia mantenida” pero los nenes de Etiopía que se mueren de hambre no, esos que se jodan allá.

En Twitter es casi un cántico satánico expresar ideas estadistas o “colonialistas” -cualquiera que sean esas- porque hay que danzar al hermoso coro de las voces cantando en un eterno piquete.Al igual que Aniel Rosario, estos muchachitos rechazan todo lo que no sea de su grupo selecto de amistades y cuya diversidad de pensamiento sea “tan diferente” como el parecido de las gemelas de AMBBAS. La gente de Twitter tiene un complejo bárbaro de ser antagonistas de lo establecido, igual a Aniel Rosario cuando peleaba con Gerardito por el liderato de la Orquesta Gerardito y Los Rockolos. Creo que el Síndrome Aniel Rosario ha alcanzado unos niveles insospechados, que hasta los varones de Twitter tienen su débil y casi amanerado tono de voz, además de ser colosos de 5’4. Las chicas de Twitter viven en un viaje feminista y cuyo odio al “atropello machista” las mantiene respirando, como si ellas hubiesen hecho más que los caballos y yeguas en la formación del mundo en Occidente. Ellas vienen con esa gran idea “parapelos” que no acaba de arrancar y que nos duerme luego de cinco minutos de escucharlas. Son iguales a Aniel Rosario: viven en una utopía tropical en la que todos sabemos que no van pa’ ningún la’o. Aniel y ellas lo intentan tanto que hasta ya da pena.Es increible el parecido.

Y no se confundan: yo adoro los medios sociales.He conocido muchísimas personas y estas páginas de internet me han ayudado mucho, pero con el tiempo aprendí que en la crítica hay que ser vertical, y que se es más severo con lo que se aprecia.Incluso, los medios sociales me han servido hasta para encontrar la lesbiana que me ganó en el show del Tío Nobel, y que evitó que yo fuera el copiloto del día.Ahora disfruto de hacerle cyber bullying.

Yo sólo les digo que sean leales a ustedes, que asumir posturas no significa encasillarse en grupos; que dejen de pretender y empiecen a ser.Mi nombre es Alexis Zárraga y utilizo el seudónimo Macetaminofen para escribir. Guío un carro económico, tengo una cintura de carey y he sido un dropout universitario un par de veces.No le saco swing ni a unas maracas, ,mi primera opción al comprar ropa siempre es Old Navy y pienso que Inception es una tremenda mierda de película. Yo no soy Aniel Rosario, ¿y tú? ¿Qué estás esperando para dejar de serlo?

En la próxima columna , analizaremos el parecido entre los asesinos en serie con Luis Daniel Colón “El Niño Trovador”, y como la ciencia dice que Shorty Castro es realmente un niño -velludo y estrujado- pero niño al fin.

About the Author:

Gurú farandulero, filósofo, analista político, pinto rejas, hago mudanzas y boto escombros. Autor del worst seller "Las Cavilaciones de un Escritor Loco". Insultos son bien recibidos en Twitter @Macetaminofen
Filed in: Sin Categoria
×
  • Jajajajajajaja este Maceta es el Don King de PR. Hecha a pelear hasta las monjas.

  • Jajajaja qué cabrón. Vlade, la verdad es que yo me quité.

  • El papá de ese nene es hermano de crianza mío. Yo ví nacer a Aniel, literalmente, y siempre pensamos que era enano. Yo le talaba la finca a la familia. El siempre estaba meciendose en el columpio de goma.