banner ad

Los derechos y la comunidad LGBTT en el Puerto Rico moderno.

| May 21, 2013 | 10 Comments

 

gay_rights_1008

Si hubiese vivido en los años 60′s en Estados Unidos, posiblemente hubiese vivido este ambiente. Se respira lucha por los derechos civiles de grupos marginados, mientras  los conservadores se oponen a los cambios invevitables de la sociedad. Durante meses la eventual colisión de estos grupos ha ido incrementando su velocidad. Es la eterna lucha de la fuerza irresistible contra el objeto inmovible. La fuerza irresistible es la lucha por los derechos de la comunidad LGBTT. El objeto inmovible es la religión y sus posturas ajenas al cambio.

Puerto Rico es un país “cristiano”. Lo escribo entre paréntesis porque todos se afilian a la religión, más muy pocos la profesan. Son pocos los que siguen las exigencias de la religión al pie de la letra. Todos leen las escrituras a su forma y la interpretan de tal manera que la acomodan a sus necesidades. Son muchísimas las cosas que La Biblia prohíbe y que se pasan por alto por entenderse que ya no aplican. Sin embargo, cuando se habla de la homosexualidad, los religiosos entienden que la palabra de Dios es clara. Cabe destacar que muchos piensan que los apóstoles escribieron sus libros utilizando exactamente las palabras que leen, cuando estos libros han estado expuestos a cientos de traducciones que llevan consigo los prejuicios y agendas del que las traduce.

En Timoteo 1:10 dice

“Tengamos en cuenta que la ley no se ha instituido para los justos sino para los desobedientes y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos. La ley es para los que maltratan a sus propios padres, para los asesinos, 10 para los adúlteros y los homosexuales, para los traficantes de esclavos, los embusteros y los que juran en falso. En fin, la ley es para todo lo que está en contra de la sana doctrina 11 enseñada por el glorioso evangelio que el Dios bendito me ha confiado.”

Si buscamos otras traducciones de este pasaje bíblico, la palabra homosexual no es usada, pero dejémonos llevar por ésta. ¿Por qué los religiosos se enfocan en el homosexualismo cuando hay nueve tipos de pecadores mencionados antes? Además, es equiparado con otros pecados, no se le da distinción por ser peor. Hay otros pasajes que utilizan los cristianos, como la historia de Sodoma y Gomorra, donde en otras partes de La Biblia se menciona para hacer hincapié que la lección que debemos aprender de ella es lo malo que es la soberbia, la profanidad y la falta de hospitalidad, no para condenar la homosexualidad. El pasaje que condena la homosexualidad de una manera directa es Levítico, que dice que los hombres no se “echarán” con otros hombres. Sin embargo, Levítico es un libro de leyes para los sacerdotes que hoy día está en desuso pues Gálatas dice que la Fé los libró del “ayo”. Para culminar, la figura cimera del cristianismo, Jesús, no menciona a los homosexuales ni una sola vez. ¿Entonces por qué la vendetta de la religión contra los gays?

La religión hace una gran labor social. Muchas de ellas ayudan a los necesitados y sirven de apoyo para que los individuos que creen en ellas salgan adelante. No podemos restarle completamente el valor social que representan. Sin embargo, las iglesias por otro lado promueven la división del pueblo, y sin querer sonar como líderes que de oprimidos se han vuelto opresores, llevan un discurso de intolerancia hacia los grupos que viven fuera de lo que consideran aceptable. Los cristianos pasaron de ser un pueblo oprimido hace siglos a ser el opresor dominante de la sociedad, y lo han hecho por siglos a través de la Edad Media, las cruzadas, las cacerías de brujas, la injusticia con Galileo, los negros, las mujeres (aborto) y continúa con los grupos LGBTT.

20070618_gay1

Los religiosos se oponen a que los homosexuales puedan adoptar. Según ellos eso daña a los niños que crecen con una visión errada de lo que es la familia. ¿Acaso crecer de hogar sustituto en hogar sustituto es la manera correcta de ver la familia? ¿Es correcto que crezcan en un orfanato sin que ninguna familia heterosexual los adopte? ¿Esa es la manera de conocer el amor de la familia? ¿Conocer lo que es el verdadero hogar es ser visto como una entrada económica por familias que los acogen en sus casas solo por el cheque que les envia el gobierno? Los primeros en fallarles a esos niños que esperan ser adoptados fueron personas heterosexuales, no un gay. Entiendo que un gay puede proveer para un niño al igual que lo puede hacer un heterosexual. Tampoco el ser gay significa que va a implantarle su ejemplo de como vivir su sexualidad. Lo que sí tendrá es una visión más amplia y tolerante de lo que es la sexualidad humana. Las cabras siempre tiran pa’l cercao’. La sexualidad no miente. y si te gusta el sexo opuesto te va a gustar así te cries en un zoológico con monos.

Las Iglesias andan gritando que si se permite el matrimonio homosexual va a ser el final de la familia. ¿Cómo así? ¿Van esas familias a tomar las decisiones en los hogares heterosexuales? ¿Si permiten el matrimonio homosexual van a prohibir el heterosexual? Son planteamientos que cuando los desvestimos de todos los prejuicios que llevan puesto, son completamente huecos. El matrimonio es una institución que se creó para que las personas se procrearan de una manera organizada. Hoy día el matrimonio no es necesario para ello porque el estigma social por tener hijos fuera del matrimonio no marcan a la mujer y al hijo bastardo de la manera que lo hacía en antaño. No solo eso, el mayor enemigo del matrimonio son, una vez más, los heterosexuales. El por ciento de divorcio es cada día mayor. ¿Por qué los religiosos no gastan esas energías educando a los heterosexuales de la santidad del matrimonio para que no hagan de esa institución un chiste cada vez mayor? Es más fácil achacarle el eventual fracaso de la religión a grupos emergentes y no a su propia inabilidad para modificar, adaptarse y educar.

gay-marriage

Lo peor de este debate es que los primeros que profesan religión por conveniencia son los políticos. Olvidan que hay una separación de Iglesia y Estado cuando ven el potencial de votos que pueden ganar o perder. El matrimonio legal debe ser permitido para todos los ciudadanos de la manera que quieran (siempre que sea entre humanos y con consentimiento). Las Iglesias están en todo su derecho de  cerrarle las puertas a los homosexuales y no casarlos “frente a Dios”. Esa es su prerrogativa. No deben meterse en la relación de los ciudadanos y el Estado, mucho menos si es para coartar derechos. En este mundo lo que hay es sobrepoblación. Decir que el matrimonio tiene como propósito la reproducción es discriminar contras las personas infertiles y decir que una vez se llega a la vejez el matrimonio pierde importancia.

Siempre van a existir más heterosexuales que homosexuales. Siempre va a haber gente que se va a querer casar. Dejen el berrinche estúpido.

Por último y no menos importante, está la asqueante oposición de los religiosos a que se protejan a los homosexuales del discrimen en el trabajo. Mucha gente dice “ah que yo trabajo con un gay y nadie lo discrimina”. Sí, pero ese es el caso de un solo lugar de trabajo de los miles que hay en Puerto Rico. Le temen a que un homosexual consiga un trabajo en uno de sus proyectos de corte cristiano. Miren señores, ustedes los pueden despedir. Hay casos en los que a instituciones cristianas se les ha permitido botar a una persona que no sigue con los principios de la institución (el caso de una maestra que demandó por discrimen a La Universidad Catolica por botarla por ser divorciada y el Tribunal le dio la razón a la universidad). Aquí no se habla de proteger niños ni la santidad del hogar, hablamos del derecho de todo ser humano a llevar las habichuelas a su mesa.

¿Por qué hay que ser tan mezquino? Hablan que la Constitución los protege y no hay por qué dar mas derechos. Amigos, La Constitución lo que da son unos derechos MINIMOS, que la legislatura no puede quitar pero puedo AUMENTAR. Las Iglesias son las primeras que deberían saber esto, cuando a ellas se les da varias conseciones que a otras entidades no se les da. Las Iglesias pueden estar hasta altas horas de la noche alborotando y la ley las protege de que se les acuse de alteración a la paz. Las Iglesias estás extentas de pagar agua y luz. No tan solo eso, las iglesias NO pagan impuestos. No existe un negocio más redondo que la religión. Si a los gays no se les deben dar protecciones, ¿Por qué se las debemos dar a ustedes? Son como los gatos, comen con los ojos cerrados.

profiles_progaymarriagerightsdesign

Es bochornoso que en Puerto Rico todavía se hable de los derechos de las personas para amar y crear lazos legales con quien deseen. Es impermisible que la sociedad deje en manos de los prejuicios  la vida de ciudadanos que pagan más impuesto de los que ellos pagan como institución. Al igual que hay personas intolerante entre los lideres LGBTT, los hay por montones entre los lideres religiosos. Si ellos conocieran la palabra, sabrían algo que hasta los niños indoctrinados conocen: todos somos hijos de Dios. En vez de estar predicando el miedo de la ira de Dios por darle derechos a los homosexuales, preocúpense por ustedes que dividen al pueblo:

“¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! Dice Jehová. Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice Jehová. Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las tierras a donde las eché, y las haré volver a sus moradas; y crecerán y se multiplicarán. Y pondré sobre ellas pastores que las apacienten; y no temerán más, ni se amedrentarán, ni serán menoscabadas, dice Jehová.”  (Jeremías 23:1-4)”

 

Mi nombre es Gazoo Starr, besos a los que me recuerdan y flores al que ya me olvidó. Que quede claro que aquí en La Letrina amamos a los homosexuales y apoyamos todas las medidas que vayan destinadas a darle la igualdad a la comunidad LGBTT.  Luchemos para que los Simones de las futuras generaciones puedan ser Grandes Varones sin esconder quienes son. No podemos aguantar las ganas de destruir a los gays como destruimos a los demás: en igualdad de condiciones.

Si quieres invitarme a la escuela bíblica de tu Iglesia por tergiversar o profanar las Santas Escrituras, lo puedes hacer en www.twitter.com/GazooStarr

 

 

About the Author:

Creador y fundador del mejor blog de Puerto Rico: La Letrina. Maestro de profesión y machinero en fiestas patronales de vocación. Gazoo Starr es un camuyano comprometido con las causas menos nobles del país. Puedes contactarlo a través de Twitter @GazooStarr.
×
  • JavZal

    Excelente

  • Guest

    Te has ganado mi odio absoluto. ¿Comparar los gatos con los religiosos buscones? Esta no te la perdono jamás.

  • http://www.facebook.com/gail.gonzalez.351 Gail Gonzalez

    100% de acuerdo

  • http://twitter.com/margasantiago Margarita Santiago

    Bravo, Gazoo!

  • YKMJY247

    GazooStart <3 Pedro Julio Serrano. Por esto escribio este entry en el blog.
    Fin.

  • Culo Prieto

    Excelente!!

  • Elgordo_pr

    Que las iglesias no pagan luz ni agua estas un poco erroneo

  • David

    Si de la familia se trata, vienen en muchos sabores. Y no olviden que la tasa de divorcio ronda el 70%. No los he visto marchar para que lo prohíban. Esto de la amenaza/agenda gay parece más bien una extraña obsesión.

  • Abaddon Angelus

    Insectos, por qué no se inventan un concurso o una rifa o lo que sea, con el propósito de que el que sea el ganador pueda escribir una noticia en LA LETRINA con un tema libre o un tema que ustedes escojan? Piensen y mediten eso mientras hacen su acostumbrado “bullyng” al ciudadano mediocre.
    Se les odia y quiere a la vez!!!

  • Papo Cancel

    Cabrón hacia tiempo no te veía escribir así con ese odio y una biblia al la’o. Tu deberías de escribir en el nuevo día pa’ que los riquitos de este misero país de pecadores y negros cocolos aprendan lo que realmente piensan las masas marginadas y así lograr que se apiaden de nosotros por medio de la pena y misericordia por que ya ni migajas nos lanzan.