banner ad

La Gran Semana de La Puertorriqueñidad

| November 16, 2011

Muestra de la gente fea de la que se compone Puerto Rico.

 

La puertorriqueñidad, hermosa idea que nos hace creer que tenemos una mancha de plátano en alguna parte del cuerpo, aun cuando nunca una radiografía ha hecho a un doctor decir “coño, ¡una mancha e’ planta justo encima del pirineo!”. La puertorriqueñidad, idiosincrasia completada por el colectivo al ponerle la bandera y el nombre del país a unas chancletas en letra cursiva. La puertorriqueñidad: ideal que nos divide cuando debería unirnos más.

Una semana antes de La Semana de la Puertorriqueñidad, hubo conmoción en el país por la elección de una muchacha nacida en Holanda, de padre holandés y madre dominicana, como la representante de Puerto Rico en el próximo concurso de Miss Universe. Unos decían que no era puertorriqueña porque no nació en el país y sus padres tampoco lo son; Que es una vergüenza que con tantas mujeres hermosas que existen en el terruño, se escoja a una “extranjera”.

¿Holandesa? Ujum...

¿Holandesa? Ujum...

Entonces me puse a pensar en lo que esta muchacha, Bodine Koehler, debía estar pensando. Vienes a vivir a Puerto Rico cuando tienes ocho años, todavía tu identidad cultural está en pañales o es nula. Te matriculan en una escuela y te hacen aprender sobre taínos, negros y europeos. De cómo la tierra a donde te trajeron a vivir ha pasado de manos como phillie en concierto de Cultura. Aprendes sobre El Aguinaldo Puertorriqueño, sobre Jesús T. Piñeiro y Juan Ponce de León en el libro de Scarano. Vives la tragedia de Vieques, la tragedia de la cabellera de Sila M. Calderón, la pillería de los penepés, el juicio de Aníbal. Vives todo esto y no dices “wow, que bueno que soy holandesa”. Sino que te identificas con los sucesos y te sientes que eres de aquí. Entonces viene la masa a decirte que no lo eres, y te sientes una mujer sin patria, que no pertenece a ningún lado.

La puertorriqueñidad se encuentra en esa fina línea entre lo étnico y lo sentimental. A veces las personas tienen fuertes sentimientos sobre su puertorriqueñidad cuando no los deberían tener. Otras veces no los tienen, y es la tragedia que nos tiene en la posición en la que estamos.

Durante años Gazoo Starr, el mismo que canta a viva voz y en señal de protesta el himno de Harris Paint en el cine cuando están pasando el anuncio de Sono Sucesos , se ha preguntado qué y quienes deben ser considerados puertorriqueños. No pretendo con este escrito hacer una lista taxativa de que es ser puertorriqueño. Aun no estoy seguro y  acepto sugerencias.

Por favor...celebren el 4 de julio.

Un ejemplo de aquellos que no deberían sentirse puertorriqueños son los nuyoricans y los que han vivido y nacido en otro país toda su vida. Entiendo que su puertorriqueñidad es contraproducente. Usted debe sentirse orgulloso de ser norteamericano, porque eso es lo que perpetúa el racismo, que desde pequeños les enseñan que no son americanos, son puertorriqueños y que está bien en sentirse diferentes, excluidos. No me malinterpreten, está muy bien que conozcan sus raíces y sientan orgullo por ellas, pero estén claros que no son boricuas. Ustedes no ven a los afroamericanos con banderas de Zimbawe en sus pantalones ni a los blanquitos de Boston diciendo que son ingleses. No hablo de los que han nacido y se han criado aquí, y luego han pasado a otro lugar a vivir. Ellos son puertorriqueños que la vida lo has llevado a otros lares.

Gente que cae en este reglón son los Jennifer López y los Renaldo Balkman de la vida. Gente que no saben tres cabezas de carajo de lo que es la historia de la isla y solo viven un ideal pintado de blanco, azul y rojo con una sola estrella. ¿Me van  a decir a mí que los miles de “boricuas” que van a La Parada Puertorriqueña, que no saben ni la fecha del Descubrimiento, son más puertorriqueños que Bodine, que ha vivido la mayor parte de su vida aquí? Mere, váyase a coger por culo.

Haber nacido aquí tampoco te hace puertorriqueño. Si no me crees, díganle a Luis Miguel que es puertorriqueño para que vean como se les caga en la madre que los parió. Se nace en Puerto Rico, pero con la puertorriqueñidad no se viene al mundo.

La puertorriqueñidad se vive y se respira, pero se hace con mucho mas que con el romanticismo de lo que crees que es ser de aquí. No basta tener una bandera tatuada en la pantorrilla, no basta encojonarse cuando hablan mal de Puerto Rico. No es suficiente solo decirlo. Creerse el cuento de que Puerto Rico es la isla del encanto donde la gente es hospitalaria y las cotorras se te sientan en el hombro a hablarte no te hace puertorriqueño. Te hace un pendejo soñador. Para ser boricua hay que conocer como se bate el cobre en la isla, haber recibido la cultura directamente y tener los valores (sin queda alguno) que atesora el puertorriqueño.

El futuro es nuestra historia

La puertorriqueñidad se celebra cada día de nuestras vidas. No debemos molestarnos porque unos políticos que se sienten más americanos que boricuas quiten su celebración de las escuelas. Al final, ¿Quiénes son ellos para decirnos qué es ser boricua? Durante 500 años hemos sido victimas de tiranos que han atentado contra nuestra cultura. No es necesario que se celebre una Semana de la Puertorriqueñidad, lo que se necesita es una semana de recordación a nuestro pasado. Hace unas semanas nuestro escudo cumplió 500 años y no se dijo nada. Es necesario que se eduque sobre nuestro pasado  para que forjemos un mejor futuro y dejemos de repetir los errores del pasado. He escuchado directores de escuela decir que la clase de historia es la que menos importancia se le debe dar. Nada más lejos de la verdad, te hace más culto e intelectual conocer sobre la vida que sobre dónde poner un acento o identificar un compound sentence. La puertorriqueñidad es mucho mas que llenarse de orgullo cuando escuchamos “Preciosa” de Rafael Hernández; es entender el mensaje que la canción pretende llevar. Defendamos nuestra puertorriqueñidad. Todo lo que tenemos que hacer es ser nosotros: puertorriqueños.

 

Sígueme en Twitter: www.twitter.com/GazooStarr

About the Author:

Creador y fundador del mejor blog de Puerto Rico: La Letrina. Maestro de profesión y machinero en fiestas patronales de vocación. Gazoo Starr es un camuyano comprometido con las causas menos nobles del país. Puedes contactarlo a través de Twitter @GazooStarr.
×
  • http://WWW.OVARIOSDEACERO.COM ISABELLA RIOS-RAMOS

    Si te averguenzas de ser puertorriqueño, so mamao pégate un tiro. Nadie puede negar lo que somos unos chorros de pendej@s que permitimos que el cabrón gobierno eliminara la Semana Puertorriqueña, por miedo a que un pueblo que se educa , protesta.

  • http://www.letrina.net Gazoo Starr

    No valgo ná’…y QUE SE JODA.

  • http://endemismotrasnochado.blogspot.com ANTIGONUM CAJAN

    El multiculturalismo que usted ataca sin darse cuenta, es lo que permite que los hijos de emigrantes en USA i la Peninsula Iberica se desarrollen con un sentimiento de inferioridad i diferenciandose, apartandose en guetos de la cultura que les alberga.

    Claro en la mayoria de los casos, a menos que sea uno rubio/ojiazulado sera rechazado i visto como party crasher, por la cultura mayoritaria, sean negros, blancos o asiaticos. Cada quien a lo suyo. FIn.

  • Jose

    Bueno pienso que el escrito es un poco cruel en el sentido que esas personas que nacen en new york y se sienten Boricuas tiene todo el derecho del mundo de así expresarlo. Es cierto que tal vez no estén en papados de las situaciones tan lamentables de nuestra islita. Pero por sus venas corre la sangre de un Taino, africano y español. Si ellos son felices y se sienten orgullosos de ser boricuas magnifico. En lo que estoy completamente de acuerdo con el escritor es que uno no tiene que a ver nacido en un país para sentirse luego parte de él. Que mejor caso que el de Bodine Koehler que desea representar a nuestra isla con mucho cariño y poner el nombre de puerto rico una vez más en alto. Hay muchos casos de otras grandes personas que sin a ver nacido en este pedacito de tierra se han enamora como por ejemplo Tony Croatto siendo de sangre Italiana se sentía más Orgulloso de ser Boricua que muchos de los que viven aquí y hasta el ultimo día de su existencia no dejo de cantarle a nuestra Tierra. Espero mi comentaría no moleste a nadie

    • http://www.letrina.net Gazoo Starr

      Gracias por comentar.

      • Jose

        :)

  • Joyce

    De nuevo, el que todavia crea el mito de que los Puertorriqueños son gente mezclada “evenly” de los tres grupos raciales porque eso es más falso que un billete de treinta dólares.

    Veamos este video en Egipto, y no me vengan a decir que ven gente igualitos a nosotros! Ahi esta la verdadera raiz de los Puertorriqueños: en el Medio Oriente!!!!!!!!

    Veamos este noticiario de Egipto, y no me digan que parece un ghetto de Rio Piedras!

    http://www.youtube.com/watch?v=t6oAl9MvCEA&feature=youtube_gdata_player

  • Joyce

    y si, odio a los Niuyoricans; ellos lo han arruinado todo para todos los demás boricuas! Ya estoy harta de que me pregunten si soy rusa, ukraniana, o de algun pais poco conocido que termine en -tan.

  • http://endemismotrasnochado.blogspot.com ANTIGONUM CAJAN
  • Pingback: Dich Vu Thiet Ke Web Uy Tin - Chat Luong - Chi Phi Hop Ly