banner ad

Kobbo Santarrosa: El Cuco que no da miedo

| December 5, 2012 | 22 Comments

Saludos a todos los lectores de La Letrina. Besos a los que me recuerdan y flores al que ya me olvidó. Mi nombre es Gazoo Starr, el mismo que entra a las páginas de lucha libre en busca de la última moda en calzoncillos. Vengo a dar mi opinión nada valiosa en cuanto al tema del boicot a La Comay.

Durante la tarde de ayer se sucitó otro sal pa’ fuera en el programa de SuperXclusivo. Esta vez en cuanto a la muerte de José Enrique Gómez Saladín. Básicamente, La Comay habló de lo que dijo La Policía, que estaban trabajando un ángulo de que hubo favores sexuales envueltos. Kobbo siendo Kobbo, le dio un toque sensacionalista al hecho de que posiblemente buscó estos favores con hombres. Cuando venimos a ver, Kobbo básicamente dijo que José Enrique Gómez Saladín se había ganado lo que pasó.

Vamos al grano aquí. Buscar favores sexuales no implica buscar que te maten. Las únicas cosas que puedo pensar que harían aceptable matar a otro ser humano es que te maten a una esposa, unos padres o unos hijos. No hay razón por matar a alguien que pide tus servicios de la misma manera que no es aceptable que un albañil vaya a tu casa y si tienen problemas con el pago o los servicios, te mate. Pero Kobbo no comprende eso por su homofobia, lo que es una de las muchas ironías de la vida.

Si le preguntas a cualquier persona quien es la figura mas controversial de Puerto Rico, te van a decir Maripily. La realidad es que durante décadas ha sido Kobbo Santarrosa. Lo que pasa es que aparentemente ha jugado un “jedi mind trick” en toda la sociedad puertorriqueña: nadie habla de Kobbo. Como si fuera Batman, Kobbo convirtió La Comay en un verdadero escudo. La gente habla de La Comay como si fuera una persona, y no un personaje. Esto le ha dado a Kobbo la potestad de vivir a sus anchas. Nadie lo acosa cuando va a montarse en su carro o va entrar en su casa como hacen sus reporteros. Todos le tienen miedo, porque todos tienen trapos sucios. Saben que si Kobbo les coge manía no los va a dejar tranquilo, aun así tenga que inventarse los chismes. ¿Cuán irónico es que un hombre que vive de las entrevistas no las conceda? ¿Como un tipo tan feo habla de gente fea y gorda? Kobbo Santarrosa es de esos que nunca aprendió el “no hagas lo que no quieres que te hagan”. Es un tipo que solo tiene un saco: el de dar.

Es hora que los medios se den cuenta que Kobbo ha perdido poder. No estamos en 1995. Ahora todos los medios pueden reportar chismes y conseguir la noticia con la misma facilidad que lo hace él. La gente prefiere tirar la noticia ellos mismos con tal de sacar par de likes en Facebook a través de un grupo. Prefieren que el chisme se vuelva viral en Internet y que Kobbo tome las sobras. Precisamente a estos cambios se debe el giro a un programa “investigativo” que ha tomado SuperXclusivo; necesitaba rellenar el programa con información que la prensa rosa ya no le daba. Convirtió la noticia verdadera en su manera de lavar el programa de la manera que se lava el dinero. La gente empezó a tomarle respeto al que antes solo era un chismoso con fama. Hasta que se le volvió a ir la mano.

¿Es esta la primera vez que se le va la mano a Kobbo? Recuerdo unos 12 o 13 años atrás que Hector Marcano sacó una edición especial del Super Show. Estaba lleno de artistas indignados con Kobbo porque éste había insinuado que su hijo menor era el producto de una infidelidad de su esposa. Kobbo ha tenido que pagar en varias ocasiones demandas millonarias por chismes que no son ciertos. La primera ocasión cuando le pagó 4 millones a Adolfo Krans por decir que éste tenía una amante cuando estaba casado con Sila Calderón. La última vez fue cuando tuvo que pagarle otros cuantos millones a Itzamar Peña por mentir al decir que ésta le fue infiel a su esposo con el chofer. ¿Por qué nos empeñamos en creer todo lo que dice Kobbo? Durante años ha usado “la bolita” y los entrevistados enmascarados para crear chismes sin decir nada, de la misma manera que un astrólogo predice un futuro  genérico. Un chisme sin padre o madre es una mentira.

En fin, Kobbo es una mierda de ser humano que se proyecta en todo lo que odia. Kobbo es un hombre que ataca a los infieles cuando todos sabemos que siempre se ha dicho que Kobbo Santarrosa tiene como costumbre el tirarse a sus empleadas domésticas. Kobbo es un tipo al que los empleados hace un mes obligaron a cancelar una de las ediciones del programa porque los maltrata. Nadie se creyó el cuento de que tuvieron problemas de producción cuando lo único que utilizan son dos asientos y micrófonos.(Cliquea aquí para el audio de Kobbo hablandoles malo) Kobbo es el hombre que defiende la memoria de Lorenzo Gonzalez Cacho, pero nunca defendió ni ha defendido a su único hijo, Christian Santarrosa. El lo reconoció porque fue obligado por el tribunal, y el muy cabrón dijo que lo reconoció porque quiso. Nadie reconoce un hijo que no es suyo si no quiere, y mucho menos si lo desprecia como lo hace Kobbo. Cuando la mamá de su hijo murió, Kobbo de lo único que estuvo pendiente fue de que el muchacho bajó las notas para dejar de enviarle la pensión. ¿Quién no baja las notas si se le muere quien fue madre y padre? Nunca olviden que Kobbo no le dio amor a su unico hijo cuando vuelvan a escucharlo clamar por Lorencito.

Nada ha sido más atacado por Kobbo Santarrosa que los homosexuales. El no los parodia, el se ha burlado de ellos. Todo esto ocurrió así durante años hasta que hace dos años volvió a meter las patas (no pun intended). Activistas como Pedro Julio Serrano pegaron el grito en el cielo. Kobbo no quería dar el brazo a torcer hasta que el presidente de WAPA lo obligó disculparse, lo que hizo con las muelas de atrás. Desde ese día no han vuelto a ver al Ganso que salía de momento diciendo “Oye, ¿pero porque yo no estoy ahí?”. Pero Kobbo no se iba a dejar vencer por los homosexuales. Recurrió a la homofobia solapada. Cuando llegó Semana Santa, Kobbo buscó el testimonio de un hombre que supuestamente Dios “lo sanó” del homosexualismo. Esa era la manera de Kobbo decirle a los homosexuales que iban para el infierno, que ellos estaban mal y él no. La manera de seguir atacando a los homosexuales y salir como siempre ha estado acostumbrado: sin que nadie le haga frente.

Así son la gente mierda. Kobbo Santarrosa se hizo millonario poniendose medias y ropa de mujer. Esto lo hace un travesti. Sin embargo ataca a esa comunidad constantemente. Cuando se enferma o se va de vacaciones, es Dreuxilla Divine, un homosexual travestista, quien le hace el favor de reemplazarlo. Kobbo Santarrosa es como el gato, come con los ojos cerrados. Ahora nuevamente colmó el vaso.

¿Es posible un boicot a La Comay? Orlando Vélez en su blog nos dice que ha pasado ya en Estados Unidos. El problema es que aquí los homofobicos solapados son la mayoría. Unido al Alzheimer colectivo, seguramente dentro de un mes este incidente ya estará en el olvido. Lo importante es que sepamos que Kobbo Santarrosa piensa que es El Fiscalizador del pueblo cuando no tiene la fibra moral para serlo. Ojalá nunca le pase lo que le pasó a “The Voice of London” en V for Vendetta. Habrían muchos diciendo que se lo buscó. Yo diría que incluso cerdos como él merecen que se les respete el derecho a vivir.

Si eres fan de SuperXclusivo y me quieres insultar lo puedes hacer en www.twitter.com/GazooStarr o www.facebook.com/GazooStarr. Eso si, no me contacten a las seis de la tarde. Estoy viendo La Comay.

 

 

About the Author:

Creador y fundador del mejor blog de Puerto Rico: La Letrina. Maestro de profesión y machinero en fiestas patronales de vocación. Gazoo Starr es un camuyano comprometido con las causas menos nobles del país. Puedes contactarlo a través de Twitter @GazooStarr.
×