banner ad

Jugando a ser pela’o

| August 29, 2014 | 8 Comments

“El propósito de esta iniciativa es poner en contexto la discusión de la Reforma Contributiva; de humanizar la discusión sobre la reforma y el salario mínimo; de crear conciencia sobre lo que significa vivir como la mayoría del pueblo puertorriqueño; y sobretodo, de revertir la tendencia y crear una clase media robusta”

-Representante Manuel Natal Albelo

manuel

“Juguemos a que soy un pela’o por 30 días. Pospón el viajecito de paseo que tenía pendiente en la agenda para el mes que viene y hagamos una compra chévere de 500 pesitos. Procura pagar los ‘bills’ y lléname el tanque de la guagua para que los 133 pesitos semanales me den para el resto del mes y así poder cumplir con mi voto de “soy un pela’o como tú””. Meeeere…

Las pretensiones son cosas del diablo, y yo no soy quién para poner en tela de juicio las intenciones de mi amiguito, el legislador Manuel Natal Albelo. Esta idea, que no es la primera vez que se ha implementado para poner en perspectiva la miseria en la que vive cualquier Juan del Pueblo o “John Smith”, trata de poner en contexto el salario mínimo y la Reforma Contributiva; que, debo señalar que el salario mínimo es tan mínimo que ni roza la tarifa para pagar contribuciones. Empecemos por ahí. O sea que, partiendo de esa premisa, el experimento raya en una parodia bien descarada a la gente pelá.

Metiendo a todos los puertorriqueños en una tómbola y sacando uno al azar, la probabilidad de que salga uno que cobra el salario mínimo y vive con deudas hasta el pescuezo, es bien alta. Habrá quienes sugieran que las ayudas tienen “en las papas” a un sector que es blanco de constantes discriminaciones y señalamientos, y la realidad del caso es que, no dan; pero no quiero caer en el jayfonsequeo.

En un país donde el costo de vida es la mano estranguladora de la clase trabajadora, y ni hablar de aquellos que están por debajo de, (incluyendo desempleados y esos que sobreviven a chivazo limpio), tener que bregar con el costo de todo lo “necesario” para subsistir, implica hacer de tripas corazones un sueldo que a final de mes da apenas para pan soba’o y comprar El Vocero. Y El Vocero es gratis.

El que tiene trabajo y le va bien, “Amén” por eso. Ahora, una gran mayoría de los que tienen trabajo, no tiene horas. El que no lo tiene, sabe lo que es estirar 20 pesitos entre $10 pa’ “encarguitos” y los otros $10 pa’ que el carro no lo deje a pie. El que no, “colecta” un chequecito miserable de desempleo y sino, está esperando el próximo chivo para tener con qué sobrevivir. Tal vez la tasa de desempleo se ha disparado a ritmos alarmantes porque nuestros legisladores están jugando a ser pobres en lugar de estar proponiendo soluciones para mejorar la paga mínima. O tal vez tampoco hay empleos porque nuestros políticos juegan a cuál idea está llena de mucho corazón mientras hacen un brindis humanitario con champaña en una oficina con aire acondicionado y una bandeja de piscolabis con 17 tipos de jamones diferentes.

Vuelvo y repito, no cuestiono sus intenciones. Tampoco se trata de colores. La pelambrera de una fulana cualquiera como yo no es cosa de un mes. Y así como puede pasar conmigo, puede ser el caso tuyo o de cualquier pela’o. Solo hay que sentarse a mirar el “background” de alguien para saber que la necesidad no ha sido protagonista en su vida, o en la mayoría de aquellos que proponen este tipo de ideas. La necesidad es mucho más que 30 días y no solo se reduce a $133 semanales, sino a circunstancias:  familia, vivienda, gastos de todo tipo, cuántos hijos haya en la casa, qué haya que pagar y cuántas bocas se tengan que alimentar, (esto sin hablar de enfermedades y planes médicos). Cada familia que tiene a la cabeza una persona cobrando el salario mínimo es un universo, similares con los demás, pero único; y esta práctica no probaría nada. En teoría es una propuesta que intenta ser condescendiente con los más necesitados, pero se vuelve un circo a la hora de querer pretender que viviendo por par de semanas en “estado precario” les daría una idea de lo que es estar bien fucking pela’o.

Como es sabido, ha incrementado el éxodo de estudiantes que se gradúan de una carrera profesional por la dificultad a la hora de encontrar un empleo que sufrague los gastos cotidianos de una familia de clase media baja. Es más, ignoremos las clases, hablemos con propiedad: “una familia pelá”. Amiguitos políticos, ¿por qué no nos sentamos a retener esa fuga de talento que, en busca de oportunidades, deja atrás a su país? ¿Por qué no hacemos “brainstorming” para trabajar proyectos que se enfoquen en la retención del talento profesional puertorriqueño aunando esfuerzos en la creación de empleos, salarios competitivos y mejores condiciones laborales? Digo, a mí me preocupa la emigración de tanta gente profesional, y paralelamente el envejecimiento de la población que tiene como consecuencia el estancamiento de un desarrollo económico. Yo no sé ustedes.

Las buenas intenciones me resecan el juguito del espíritu. La bondad nace en el gesto y la acción. La palabrería bonita se deshace y hace ver lindo a cualquiera. Es como eso de “es bueno en el fondo”. A nadie le sirve.

Venga a casa, viva con los 20 pesos que tengo tira’os en la coqueta y ríndalos hasta que aparezca el próximo chivito. El salario mínimo y el desempleo no es un reto de “Bucket Challenge”, es una realidad bien dolorosa para aquel que la ha vivido de verdad.

Manuel, a lo que tú juegas a ser pela’o, yo me puedo ir a vivir tu vida por 30 días. Te reto. Ya cambié las sábanas de mi cama para que ocupes mi lugar por 1 mes. Ya en casa lo saben.

About the Author:

Guzabra es oriunda de Guayama. Es conocida por ser la propulsora de la ley municipal que llevó a que se reconocieran las moscas como el ave municipal de su pueblo. Heroína entre su gente, se dedica a robar jabones en Walmart para mejorar la higiene de sus compueblanos. La puedes contactar en www.twitter.com/guzabra
×
  • Ruben

    Pienso que es bien estúpido esto. Tengo 50000 en el banco, pues claro que puedo vivir por un mes con 133 a la semana. Por qué mejor no lo hace por el término completo?

  • Joe0000

    “…pero no quiero caer en el jayfonsequeo.” Never!

  • q333

    si pepe ese charlatan se las va a ingeniar para hacer trampa mientras hace morisquetas para desviar la atencion de quienes verdaderamente han aumentado todo que no se puede casi vivir aqui. ahora si se compra una bolsa de alpo expirada y una caja de agua puede comer el mes completo

  • Jenn Ca

    Melissa, excelente!!!!

  • Ataveyra

    Eso!!! Hemos llegado al punto que el que paga las cuentas a tiempo y le sobra algúito para comprarse un par de medias, es un privilegiado.

  • Celedonio Martinez

    Guzabra tampoco exageres que tu sabes que por escribir en La Letrina te pagan una tripleta y una cola champan…o sea hambre no pasas…si quieres vivir mejor escribe mas a menudo.

  • Hartadelospendejosylasyales

    Un pendejo que pretende estar pelao nunca ha sido pobre. Cuando el reto termine, va a pensar que lo que sucedio fue una pesadilla y no una triste realidad.

  • imeliz

    Mega like ?????