banner ad

El Infierno de los Jamones

| September 27, 2013 | 11 Comments

Una vez más vuelve a La Letrina, Macetaminofen, el mismo que te dice ‘no fue mi intención’ luego de barrer y mapear el piso con tu autoestima. Después de un tiempo despilfarrando mi 40 de IQ en este mundo loco llamado El Internet, y obteniendo mi bien merecida recompensa en un chapucero saludo televisivo durante la final del BSN, donde Los Piratas de Quebradillas establecieron la nueva plusmarca de más fanáticos horrendos y gente gorda engullendo empanadillas y piononos; hoy vuelvo a mi casa, y tengo que decir que aunque ya no le dedicamos tanto tiempo, esta página para mí sigue siendo como canta Luis Miguel, y como dice un pordiosero Tito Auger cuando ve su ropa en la percha: “la incondicional, la misma de ayer”.

Hace algún tiempo este Divo Ponceño abrió la Caja de Pandora a una incógnita que llevaba años danzando en nuestras cabezas: ¿por qué la gente pobre acompaña a su familia al aeropuerto? También hablé sobre un asunto que hasta entonces solo era tímidamente cavilado en minúsculos susurros cuando el pana solterón y célibe daba la espalda: La Rampante Jamonería.

En aquella ocasión, mi propósito fue redimir a las miles y miles de almas desamparadas y espíritus huraños, para que sintieran orgullo por su condición de ‘inmamables e inchichables’. Cabe destacar que en aquella ocasión, fracasé como un mamabicho.

jamones

Rápidamente el término ‘jamón’ fue prostituído, y hoy día en las redes sociales las pilas ‘e mierdas de 20 añitos se dejan del noviecito y a la semana están ostentando su ‘soledad’, autoproclamándose ‘jamonas’, e incluso, las más novillas y becerras han tratando de arrebatarle el título de ‘la más sobagatos’ que hasta ahora pavonea con dos onzas de dignidad la caballera @Moncitou

Esta semana salió un reportaje de los amigos de Primera Hora -y digo ‘amigos’ con toda la hipocresía que me caracteriza- en el que decían que Puerto Rico es “un paraíso de solteros”. Yo realmente no sé a quién diablos se le ocurrió usar la palabra ‘paraíso’, cuya simple definición nos lleva a pensar en “un lugar sereno, agradable y hermoso”, y que la mínima cercanía de esa palabra con ‘Puerto Rico’ provoca que la coherencia en la oración se vaya pal carajo.

Hay que estar en un nivel de bellaquera inimaginable para mirar hacia el lado, y ver a Jay Fonseca modelando por esa redacción su insólita anatomía que hace juego con la típica, ruidosa y densa respiración de un cebao; o mirar para el otro lado y ver a Mario Alegre Femenías en su escritorio tirando peos y guardándolos en su puño, y aún así tener las agallas y la fuerza en la cara para poder titular el artículo como ‘Paraíso de solteros’.

jamones4

En el escrito se mostraron detalles del Censo, y una débil y flaca explicación de un sicólogo -que sabe los mismos disparates que tú y que yo pero los dice con seguridad- del porqué en esta isla cada vez hay más solteros. Luego de leer el reportaje, decidí irme a la mejor parte: los comentarios de los foristas. Las lumbreras comenzaron hablando de casarse versus convivir, y luego, y como es usual en una país ilógico que es Estado Libre y Asociado, formaron un arroz con culo en el que mencionaron que la mai de uno de ellos todavía le hace huevos hervidos al hijo.

Al parecer, los amiguitos nunca entendieron que estar casado, convivir, y estar soltero son TRES cosas diferentes. Al único que le importa si la gente se está casando, divorciando o conviviendo es al Estado, que se masturba con los detalles parapelos del Censo, cuya veracidad e infalibilidad es tan brava que dice que en este mogote con ínfulas de País civilizado casi no hay negros.

El problema aquí no es cómo carajo la gente prefiere llevar su vida de pareja, el dilema aquí realmente es -y basándonos en la estricta definición de la ‘soltería’- por qué hay tantos solteros resentidos y relaciones fallidas, mutando en lo que hoy conocemos como ‘los jamones’. Este tsunami de jamones que nos arropa día a día sí es un problema social. Esto es lo que yo llamo ‘El Infierno de los Jamones’.

jamon3

Es tétrico ver a tanta gente amargá cargando como carretilla de bloques las cicatrices de los amores, y usando su dolor para fraguar la cuchilla con la que figarán a otras personas inocentes, tú sa’e, pal desquite con quien no tiene la culpa de su asquerosa toma de decisiones. La madurez se mudó a la puñeta, y vemos algunos de estos muchachitos intentando con feroz contumacia insistir en el come y vete genital para picharle a lo que les hiere. Y esos son los que tienen una poca de gracia, porque los otros están más jaLtos de odio, no solo por la carencia de afecto, sino porque ni remotamente chichan. Ya ni la señora que vende Avon te sonríe cuando te trae el encargo, porque lleva dos meses sin sentir el mínimo roce de un amable pene en sus caderas.

Y no es meramente la sequía sexual de estos indígenas, es la falta de amor. En este ‘Infierno de los Jamones’ todos andan con la perse, y tirando a morder. Nadie quiere ser herido, y ahora hasta hay una nueva cepa de ‘Mujeres Cabronas’, las mismas que ante la gente son las amazonas urbanas, y en la soledad de su casa comen pan sobao mientras lloran bajo la ducha. Es una comedia verlas aferrarse a una imagen falsa de la ‘putona’ de Marilyn Monroe, cuando la realidad es aún más triste porque esas ni personalidad propia tienen. No, chicas, no: a NADIE engañan. Ni hablar de los hombres, quienes tendrán dos cabezas, pero a la hora de la verdad los bestias no piensan con ninguna.

jamones2

En el ‘Infierno de los Jamones’ nadie abre el corazón, pues eso “muestra debilidad”. Claro, siempre es mejor cubrir los sentimientos con apariencias y twerkiando como Miley Cyrus. Esta pendejá de ha desvirtuado tanto que la gente muestra su interior cuando estan moLdios, pero ni a jodías lo hicieron cuando tuvieron su break para el necesario y ‘asqueante’ public display of affection con sus ex.

Y ahí están, graduándose de titanes, y jurando que llegaron a este mundo sin llorar. Entonces, los pocos que admiten haber sido heridos, lo cuentan como una epopeya griega para justificar sus actuales cabronerías. La gente aún no entiende que no son especiales por haber ‘vencido’ algunos dolores del alma, sino que esas experiencias son necesarias para nuestra madurez y crecimiento personal.

No, no merecen un premio por haberle dado todo a una persona y que le hayan fallado. No, la vida no la tiene con ustedes. Bájenle dos. ¿Porque sabían qué, querubines? Eso le sucede a todo el mundo, pues son los gajes del oficio de la vida. El destino no le posterga los cantazos a nadie. Algunos lo superan, y siguen caminando; otros se quedan resbalando en conclusiones pendejas del porqué no vuelven a enamorarse.

jamones5

Por mucho tiempo hemos sido tan ‘brillantes’ de tener las defensas arriba para que no nos lastimen, y lo que la mayoría de las veces logramos es alejar a gente que de verdad nos quiere o puede llegar a querernos. Ya cansa ver a la gente mentir solo porque tienen miedo de enfrentar las cosas. Es obvio que está el morón y retardao que hace orilla por ahí, pero muchas veces somos nosotros quienes relevamos males y defectos a la otra persona, como excusa para no afrontar nuestros issues.

¿Cómo puede echar un país pa’ lante si sus habitantes no son felices? ¿Cómo esto puede progresar si su gente no sabe ni bregar con sus asuntos internos? ¿Cómo podemos lograr un bien colectivo si no hay amor que nos mueve, y solo nos vemos como ziploc de semen y relleno ‘e carne pa’ vaginas?

jamones6

Bebeces solteros y jamones amargaos, el tema de la luz, la gasolina, el agua y la colonia serán eternos, y la realidad es que nunca habrá un momento exacto y correcto para enamorarse, pero solo recuerda que en cualquier momento te puedes morir pal carajo.

Ahora dime tú si prefieres levantarte día a día y darle una oportunidad a la vida, o prefieres seguir perpetuando tu miseria y ser parte del ‘Infierno de los Jamones’. Recuerden, amiguitos, por orgullo y mamabichería, muchas historias que pudieron ser de amor, terminaron siendo nada. OJO.

About the Author:

Gurú farandulero, filósofo, analista político, pinto rejas, hago mudanzas y boto escombros. Autor del worst seller "Las Cavilaciones de un Escritor Loco". Insultos son bien recibidos en Twitter @Macetaminofen
×