banner ad

El ecuánime análisis letrinero de Las Olimpiadas

| August 13, 2012 | 44 Comments

La Letrina vuelve a engalanarse con la presencia de Macetaminofen, el mismo que hizo del Friendzone un estilo de vida, zambo por convicción, mal bailarín por nacimiento y nuevo poster child de las órdenes de acecho. Pero no vengo solo, no; vengo con el tres veces campeón de búsqueda de buruquenas en Jayuya, molde de manos de nena y quien se amarra las orejas en un moño los días de calor: el señor Cachin “El Toti” Chunflen.

Se siente bien volver a escribir aquí. Es como ir al barrio y ver que todavía están los mismos cabrones con la pierna enganchá encima del mural de algún narcotraficante, hablando de sexo y ayudas gubernamentales. En las últimas semanas ocurrió un evento que unió los pueblos: las fiestas patronales de Aibonito. Artistas de la talla de NG2, Limit 21 y Grupomanía pusieron a bailar a decenas de boricuas en un pueblo tan místico y legendario como el Atlantis. Era precioso ver los parroquianos en perfecta camaradería compartiendo con la “gente” de Villalba y Coamo, y no formar pelea cuando se pisaron los rabos. También ocurrió las Olimpiadas. Las Olimpiadas, quienes robaron el nombre vil y maliciosamente de Las Olimplayas de Telemundo, es un evento deportivo multidisciplinario que ocurre cada cuatro años, en los que los mejores atletas de todo el mundo van a demostrar quien tiene el área genital más marcada con esos tights que los mandan a poner.

Durante estos días al boricua le entra la pendejá esta de querer ser analistas de todo, y tú los ves hablando de las habilidades de un ruso en salto con pértiga, cuando no han brincao ni un balde con el palo del mapo. El sentimiento patriota, que solo aparece cuando uno bebe ron, escucha salsa y ve nalgonas en los car shows, renace en los juegos olímpicos. Y ahí está uno, aplaudiendo a un tipo que no tiene idea de quien carajo es, pero tiene la bandera en el pecho, la misma bandera por la que corrimos pa’ prender a Bernard Hopkins cuando se puso potrón con Tito, mismo Hopkins que luego le dio pasta y queso a Tito.

Estas Olimpiadas eran especiales. Si bien extrañamos que Shariff Fajardo nos representara en baloncesto, la avalancha mediática nos metió por oja, boca y nariz a Javier Natanael Culson Culson. Incluso, hicieron hasta un anuncio para que Culson te levantara el día de la carrera con las palabras “hgydbtiykeythsgf”, en el peculiar y extraño idioma que al parecer hablan las jirafas. Pero no solo descubrimos que los papás de Culson son primos y que este lo que tiene por órgano genital es un nene manco de tres años, sino que descubrimos a Tommy “El momma’s boy” Ramos, Jaime Espinal y que para triunfar en boxeo hay que tener nombre de nene de caserío. Pero vamos a analizar parte por parte este evento. El primer turno se lo cedo a la dama.

“Bronce que sabe a oro”… ese fue el titular que me puso a vomitar a las 6:30 AM, igual que aquella vez mi abuela me hizo coger una borrachera a los 12 años con una pendejá que ella llamaba “rabo de gallo”, que era pitorro mezcla’o con vino. Lo dije y lo vuelvo a repetir: Bronce NO es oro. Pero no se puede esperar más de un país donde la gente compra un Toyota Tercel del ’98, le ponen tablilla y body kit de BMW y juran que andan en K.I.T.T., el carro de Michael Knight. El vallista Javier Culson, quien camina esnú por la playa y deja tres huellas, hizo una respetable representación por nuestra Isla. Es solo que cuando llegó la carrera final, la presión fue demasiada. A pesar de que es de Ponce, hay que reconocer que el tipo está cabrón y que su capacidad atlética es de clase mundial, pero también hay que llamar las cosas por su nombre. Bronce NO es oro, y si no me creen, pregúntenle a Tito Rojas.

Yo puedo hablar del tema porque a diferencia de ustedes que se fatigan de enviar un mensaje de texto aguantando el guía con la rodilla, yo tengo dos o tres trapo ‘e medallas de atletismo en mi casa. En las mierdas de Field Days de mi escuela superior competíamos los grados 10 vs 11 vs 12 porque sólo hay una High en mi pueblo. Aun así recuerdo que siempre se sentía una presión cabrona y los nervios atacaban a tal nivel que lo menos que te daba era hipo. Nadie puede decir cuántos baldes de churras llenó Culson antes de la final excepto el propio Javier. Tiene mi respeto por llevar con honor nuestros colores patrios, y estoy seguro que está de acuerdo conmigo ya que él mismo no se sentía satisfecho del todo y dijo que ansiaba la presea dorada. Es la mentalidad conformista que tiene mucha gente en Puerto Rico lo que nos jode y no nos deja progresar.
-Cachinchunflen-

Para empezar, Javier Culson no es santo de mi devoción. Se la tengo apuntá a Culson desde los años en la Universidad Católica, en los que no solo lo vi estirando su cuello para comer hojas de mangó y deforestar el campus, sino que por llevarme unos cuatro pies por encima, le ligaba el culo a mi exnovia sin misericordia alguna.

Javier Culson ganó bronce. En cualquier liga eso es más que respetable. Es obvio que el muchachito tenía un presión tremenda, al igual que los otros corredores. ¿O la gente se cree que los demás estaban allí chilliando como si eso fuera un entrenamiento de la Guardia Nacional o jugando “te quedas“? Pero como he dicho hasta la saciedad: no hay tamarindo dulce ni puertorriqueño bueno. Así que hemos decidido minimizar que Felix Sánchez ese día ponía a mamar hasta a Flash. Luego de la carrera, hasta le apareció una “lesión” a Culson. Gana Sánchez, y rápido somos “hermanos caribeños”, cuando el resto del año estamos diciéndole epitetos a los dominicanos. Ese sentido de pertenencia del boricua da asquito. Al igual que da asquito el pensamiento de “a pesar de que somos tan chiquitos”, mirando a los demás países como siempre: arrodillaos.

Yo no sé si fue ese bombardeo que nos vendieron o el man crush de Elliot Castro con Culson, que nosotros pensamos que Javier iba a correr allí como si fuera la última epopeya por el honor nacional. Gente, nuestra dignidad como pueblo falleció hace tiempo, al menos vamos a sentir orgullo por quienes aún así se atreven a guindarse esa estrella en el pecho y representar a este islote acomplejao.
-Macetaminofen-

Nació en Puerto Rico un fenómeno que se ha convertido en el homenaje nacional a los panties moja’os. Se trata de un gimnasta que responde al nombre de Tommy Ramos. Ramos, quien reside en Guaynabo pero fue criado por monos de Combate en Cabo Rojo, vivió por mucho tiempo marginado por la prensa y claramente en la sombra de Tingui Vargas, el hermano menor de Oscalito el de Grupomanía. No fue hasta este ciclo de Olimpiadas que llegó su oportunidad de representarnos como figura principal en la gimnasia, siendo el primer puertorriqueño en alcanzar una final en las anillas, lo cual está muy bien. Dado que dicha gesta le trajo cierta exposición mediática, Ramos, que parece un cangrejo por sus brazos de Thor y piernitas de Wisin, en tan solo una semana pasó a ser el recipiente de comentarios lujuriosos en las redes sociales, y toda mujer que recibía respuesta directa de Tommy se desmayaba en un e-orgasm. No obstante, se mostró un tanto atribulado por el suicidio de 146 twitteras debido a que no contestó sus tweets a tiempo.

Al igual que demostró saber agarrar bien y maniobrar en las anillas, Tommy Ramos demostró también saber agarrar dos ramas a la misma vez como el pichón de macaco blanco que es, ya que teniendo novia en Puerto Rico estaba echando maíz en Rumania simultáneamente como buen gavilán pollero, esto traído a colación por el programa noticioso de mayor credibilidad en Puerto Rico, Super Xclusivo. Aunque en un país normal esta situación lo convertiría de Sex Symbol a Number One Asshole en tiempo récord, estas alegaciones fueron eclipsadas por la revelación de que Tommy está en planes de contraer nupcias con la gimnasta rumana Catalina Ponor. Al escuchar ese nombre me cagué porque “Catalina” se llamaba la vara de café con que repartía fuete mi abuela. Luego ví la foto y se descontroló mi pulso al ver sus piernotas de Xena, Warrior Princess. Decenas de miles de mujeres se disponían a esperar a Tommy en el aeropuerto con bracieres en mano, y hasta sé de padres que dijeron se darían cita al recibimiento presentando como ofrenda la virginidad de sus hijas a este bólido de 5’7”.

Yo me enteré de la noticia, no a través de internet sino porque todas mis compañeras de trabajo empezaron a restrallar celulares y a preguntar cuánto costaba un vuelo a Rumania “pa’ romperle la cara a la machúa esa”. Pero lo más cabrón fue la reacción de la madre de Ponor a la relación: “Ella es mi hija y yo respeto su decisión”, como quien dice, “mira a esta hija ‘e puta como viene a dañar la raza con el perro sato ese”. Lo triste es que ahora las boricuas van a tener que volver a resignarse a sus maridos con man boobs y peste a Newport mientras Tommy y Catalina se enredan copulando hasta estrillar sus costillas.
-Cachinchunflen-

Por alguna extraña razón, los atletas siempre han sido reconocidos como símbolos sexuales. Es por esto que hasta un moco de hombre como JuanMa López y Miguel Cotto, quien tiene el carisma de un llavero, han podido colonizar vaginas a diestra y siniestra. Pero Puerto Rico no tenía un verdadero galán desde los tiempos de Diego Lizardi en el deporte de la gimnasia. Por años tuvimos que conformamos con Tingui Vargas, quien parece que es paciente terminal de cáncer y que le untan Vick’s en el pechito, hasta que llegó Tommy Ramos. Yo realmente no sé un carajo de gimnasia, porque si nos remontamos a mi obesidad infantil, ni siquiera pude terminar un pasamanos en el parque sin caerme como un mamao. Por lo tanto, mi análisis no será objetivo e irá cargado de mala leche.

Yo estoy seguro que nadie, sin excluimos a los pais de Tommy, vio su participación en las Olimpiadas. Seamos sinceros: ustedes tampoco saben un carajo de gimnasia. Tommy vino a llamar la atención de los medios por el trapo ‘e mollero ese que tiene y porque es el único de la delegación que tiene cara que al menos sabe comer con cubiertos. Miles de mujeres rápidamente comenzaron a ofrecerle sus úteros con la misma facilidad que regalan unos chiclets. Pero Tommy no aceptó. Damas, no sean ingenuas: un hombre que es GIMNASTA, come papa y zanahoria y tiene una novia de allá, del carajo de Rumania, es un hombre que no come bacalao. Si ven la “novia” de Tommy, tiene más espalda que Sylvester Stallone. Para acabar de completar, sale la mamá de Ramos a defenderlo en los medios, al igual que lo hizo la mamá de Raúl Armando cuando Brenda Robles le ponía a capotear al nene. Claro, porque a los 26 añitos de tití un varón no puede defenderse solito de alegaciones. Ahora solo nos queda esperar. Si fuímos pacientes con Gigi Fernández, también lo seremos con Tommy.
-Macetaminofen-

La gran sorpresa de estas Olimpiadas y quien nos hizo ver la peor cara de David Bernier cuando lo hizo llorar fue Jaime Espinal, el hermano perdido de Edison “La Pantera” Miranda e hijo no reconocido de Chichí Peralta, que sorprendió a muchos cuando se alzó con la medalla de plata en los 84 kilos de lucha, estilo libre. Quizá algunos recuerden a Espinal por su fugaz y fallida participación en el concurso America’s Got Talent, donde se arrancó el pelo y forró dos bajos 18” en tiempo récord. El orgullo del Club Sparta de Puerto Nuevo logró doblegar a casi todos sus oponentes mediante el magistral uso de su peste corporal que muchos compararon con el hedor de un zorrillo mata’o a escobazos.

Su única derrota vino cuando se enfrentó a Sharif Sharifov, de Azerbaiyán, quien perdió el sentido del olfato en una despedida de año cuando le explotaron un petardo en la cara. Aunque Espinal dio su mejor esfuerzo y hasta logró aplicar la vieja técnica de pasarle los testículos al oponente de la nuca al coxis, no fue suficiente como para lograr el triunfo en la final. La pendejá es que ahora le están quitando el regocijo a los puertorros con la nota al calce de que Espinal es de origen Dominicano. Es decir, que nuestro mayor logro en estas Olimpiadas no nos pertenece del todo. Jijijijijiji…
-Cachinchunflen-

Y cuando todos teníamos la mirada puesta en el pene de Javier Culson, viene otro caballero y nos pone a mamar. Jaime Espinal, quien descubrió su amor a la lucha en el Colmado Moreno’s en el Viejo San Juan, a pesar de su marcado color, era invisible para nosotros. Mi primera reacción al ver a ese muchachito fue “¿pero y quién carajo es ese?”. Ver a Jaime luchar fue recordar cuando Carlos Colón le daba mazucamba a sus contrincantes. Pasión, gallardía y un boyante afro hicieron de este caballero un nuevo héroe nacional. La alegría nos duró media hora hasta que nos enteramos que es dominicano de nacimiento. Sentimos ese emoción agridulce como cuando nos enteramos que Tony Croatto era de Alemania.

Un dominicano es quien viene a traernos plata. Y no solo eso, sino que lo hizo un chamaco sin auspicios, sin promoción y quien inicialmente fue llevado a Londres pa que le sacudiera las mujeres de encima a Tommy Ramos ejecutándoles una de sus llaves. Es hora que los prejuicios se vayan al carajo. Los dominicanos no solo viven y comen con nosotros, sino que nos pusieron a bailar bachata y nos traen medallas. La victoria de Espinal les patió los cliches al carajo. No, ellos no solo son los que pasan trimmer y son janitors. Ellos no solo son los que guían las guaguas de Santini y son guardias de seguridad. Tampoco son los que trabajan en cafeterías, sino que son los que se levantan a a trabajar, mientras nosotros analizamos y hablamos ñoña de este país dándole culo a una silla y cogiendo aire acondicionado. Y ahora uno de ellos nos regala medalla de plata. Así que si van a celebrar esa medalla, es hora de tumbar el “ellos” y usar el “nosotros”, pero no solo por esta ocasión, sino de ahora en adelante. Eso sí, alguien que le diga a Jaime que se afeite la chola, por amor a Dios.

Gracias a todos nuestros atletas por representarnos. Nos burlamos de ustedes, mancillamos su reputación y hasta creamos falsos bochinches, pero estamos orgullosos de que nos hayan representado, no como una “isla chiquita”, sino como un País con la frente en alto. A los lectores de este elegantísimo blog les digo que La Letrina volvió. Al que le esté malo, que venga y nos saque las palabras del cuerpo.

About the Author:

×
  • PANCHO CHAFRITA

    OSPERA, DESPUES QUE ME INSPIRE EN HACER UN POST,
    SE BORRO EL CABRON

  • Cabrones, la medalla que le engancharon a la letra C de Ponce merece un post pa eso na más.

  • Cachinchunflen

    Campo Viejo, esperamos por ti….

  • BIEKE

    Ese Verdadero sí que necesita una pantalla widescreen pa poderse ver en cámara.

    Tantiando más o menos, si la televisión te aumenta diez libritas, debe de estar en unas cómodas 295 libras.

  • Mofongo Relleno

    No entraba al La Letrina hace mucho tiempo. Hoy vi el link por ahi y cuando entro vi este post. Mi gente, tuve que cerrar la puerta de la oficina pa’ reirme. Que cosa cabrona. Coño, olvidense de estar posteando mierdas por Twitter. Metanle a La Letrina pa’ que coja vida otra vez.

  • Mamabichos, ustedes sí, ah. Poniendo a ganar a Raffy en el poll son unos generales.

  • bieke sigues siendo un mamabicho

  • Siempre cabe

    Maceta pregunta: Si a Cachin le jalan la pantalla de la oreja izquierda y pierde un pedazo de oreja. Cuantas orejas de PICHI TORRES ZAMORA se necesitan para cubrirle el roto a Cachin???

  • Bicho Frito

    Me llama la atención que desde que Maceta trabaja vendiendo billetes ya no pide donaciones para “mantener” el blog.

    Está dificil que llegemos a los 100 comments. Esto está jodío y lo saben.

    Cabrones cuando vi a Culson de frente lo imaginé arrancando las hojas de los árboles estirando el cuello y por poco me rio en su cara… no valen na!

  • QUE CLASE DE COMEBACK!!!
    PERO ME DECEPCIONA NO VER A EDXATO COMENTANDO.
    JIJIJI CULSON SEGUN CHUNFLEN, PADECE DE LOS MISMO QUE EL FAKIR, O SEA, EXPLOTA UNA MINA CON EL BICHO.
    ESTOY DEACUERDO, CON MACETA “no puedo rebajar la chola” MINOFEN, LOS PUERTORRIQUEÑOS PERDIMOS LA DIGNIDAD HACE TIEMPO.
    MIGUEL COTTO TIENE EL MISMO CARISMA DE UN LLAVERO, HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA

    ESE DAVID BERNIER ES FEO POR CONVICCION.

  • Ponce es una jodienda

    ¡Parece qu Bernier se está cagando!

    Hay que meterle chavos a los muchachos. Cargando paletas en walmart o bailando breakdance no es forma de entrenar.

    Si mediocres los entrenas, mediocres los resultados.

    Un orgullo los 25 atletas que sacaron la cara.

    Maceta pendejo.

  • Vulvanifrina

    1- ¿Porqué carajo Campo Viejo todavía no ha escrito?
    2- Merece un post, la medalla de Ponce junto al paseo de los presidentes y la fiesta de los 75 mil del senado
    3- ¿Es siempe cabe o Siempre cabe?

  • Rasca Huevo

    Jaaaaaaaajajajjajajajajajajajajajajjajajajjajajajaja… Culson si no se lo recoge se lo pisa el cabron…. Que hay de cierto que tumbo la valla con la pinga???

    No sean tan huelebichos… Tommy tiene cara de maricon!!!

  • YO

    LOS EXTRANE CHORRO DE JOPUTAS. OBVIAMENTE LEI LA PARTE DE MAZETIN PORQUE CUCHLEN NO SIRVE. BESITOS EN EL CUTIS.

  • HAHAHAHAHAHAHAHA TIRAERA PARA CHUNFLEN…Y CHUNFLEN? ESCONDIO?

  • jajajajajaj!