banner ad

DES-PA-CI-ROU

| April 19, 2017 | 0 Comments

 

Des-pa-ci-rou.

Si hay algo peor que Despacito, el hit que marcó el regreso de Luis Fonsi a la radio es Despacito Remix.

Ok, ok. Admito que la primera vez que escuché la versión original no la odié. La Kizomba es pegajosa y el vídeo musical se asemeja a alguna escena de “Fast & Furious” donde fingen que La Perla es una favela de Brasil. Todos la gozamos y hasta nos reímos de la parodia a cargo de Carlos Ponce. Pero no hay felicidad completa y como toda canción exitosa hay que tocarla hasta que te reviente la madre. No importa si estás en Capri o en el jangueo, Despacito y todas sus versiones incluyendo hasta la bachata-fusión-cumbia salen a cagarte la salida.

Ya cuando creíamos que tendríamos un respiro llega Justin Bieber intentando poner en práctica la cartilla fonética. Así como muchos otros artistas que quieren hacer el crossover al mercado latino, Justin hace una melcocha del español. Aunque admito que la diferencia entre el canadiense y Prince Royce a comienzos de su carrera, no es mucha. Siempre es una jugada arriesgada, no todos pueden ser Christina Aguilera.

Anoche Justin se presentó en Choli y para sorpresa de nadie Luis Fonsi apareció en el escenario para juntos entonar su colaboración. La fanaticada estaba loca y lo sé porqué vi los vídeos, no porqué gasté la tolta para ver al nene. Todavía no soy entrepreneur. Y ¿qué hizo el lindín? Una de sus épicas pachotadas à la Kanye West. Paró la canción a mitad y sin previo aviso dejando a Fonsi con la palabra en la boca. Justin ni si quiera se inmutó en aparentar que cantaba y mientras la pista sonaba, la estrella solo mascaba chicle. Lo que imagino no  le hizo mucha gracia a quienes pagaron entre $60 y $270 pesitos pa’ verlo. Espero que alguien haya conseguido el chicle o una onza de su sudor y lo venda por eBay.

Estas son las mierdas que me hacen sentir penita (y gran vergüenza) de que me gustara su álbum “Purpose” y que dijera que estaba LIT. Desesperada por sonar cool ante la generación Z.

Justin no es santo de mi devoción. Orina en zafacones de restaurantes por diversión, se va a mitad de conciertos porque los fans “no lo dejan hablar” y no firma autógrafos ni se deja tomar selfies porque se siente como un animal de zoológico. Y ahora como si fuera poco,  le hace un desplante a Luis Fonsi porque ni si quiera tuvo la cortesía de embotellarse bien la bendita fonética. Fonsi dando cátedra de que el show siempre debe continuar, ignoró el incidente. Pero nosotros no olvidamos tan fácil, Justin.

Justin, sacando a mi guaynabicha interior, te pregunto: ¿en serio, loco? Sé que la fama sin crisis no es fama. Siempre puedo entender un episodio Britney Spears circa 2007 pero coño si quisiera pagar pa’ un papelón me voy a ver el “stand-up” del Molusco.

Solo espero que cuando Ed Sheeran se presente en junio no le haga lo mismo a Zion y Lennox mientras cantan el “Latin Remix” de “Shape Of You”. PORQUE HASTA AHÍ.

Puerto Rico no tolerará ofensa como esa.

About the Author:

Dori (bautizada Dolores del Ruido en honor al disco Romances del Ruido de Baby Rasta & Gringo) nació en Carolina, Puerto Rico cuando el pueblo todavía no tenía liga. Bocona de nacimiento y entrometía por convicción, decidió ser la primera abogada no corrupta de Carola. Como estudiante de leyes, sus pasatiempos son de llevar la contraria solo por joder, no afeitarse los sobacos antes de una protesta, y quejarse de lo mucho que tiene que estudiar.
×