banner ad

De Josué a Jay: histeria, furia y mofongo

| December 4, 2012 | 20 Comments

Cortesía de Alastor

Luego de recibir un fracatán de insultos de la fanaticada de Jay Fonseca, que se nos cayera el blog porque entró la friolera de 37 personas de cantazo, y de que Email -la vengativa paloma mensajera de Fonseca- me cagara el bonete del carro, hoy continuamos con una de las biografías más vituperadas y libelosas en los tiempos del Internet. Hasta la saciedad seguiremos repitiendo que el que tenga problemas con lo que escribimos, que venga y nos saque las palabras del cuerpo. Si no has leído la primera parte, puedes hacerlo aquí y recuerden que las injurias nos excitan.

Nace el mito llamado Jay

En el año 2003, Fonseca, quien habla más que la mirada de una mujer, comienza a trabajar en la emisora Magic 97, donde un aeróbico Josué da un giro de 180 grados: comienza a dejarse la barba y se quita el lambío de vaca. También comienza a usar una abultada pollina, y lo más importante: abandona su apodo de “El Bouncer”, e inspirado en su ídolo Frankie Jay, se hace llamar Jay Fonseca. Cuando sus compañeros se enteraron del cambio de nombre, y haciendo gala del humor predecible y totón que tiene esa gente que trabaja en radio, comenzaron a reirse y a llamarlo Gay Fonseca pa’ sacarle el mostro. Jay rápidamente se ganó el menosprecio de sus colegas porque siempre dejaba la cabina de radio con olor a carne frita y tostones al ajillo, y además se pasaba llevándole café a los jefes y lambiendo ojo.

Los locutores no perdieron el tiempo en llenarle con mierda los “handles” del carro, apagarle la luz del baño cuando él estaba senta’o haciendo sus necesidades fisiológicas, y meterle pampers cagaos en el buzón de su residencia. En una dicusión con una compañera debido a que alegadamente Fonseca, fiel creyente y practicante de la misoginia bíblica, se había comido un flan de queso que no era de él, Jay es despedido. Ni siquiera le dieron las gracias por sus servicios y esfuerzo, sino que un pérfido y rufián jefe le dijo “poncha y vete pal carajo”.

En febrero de 2005, es contratado en Noti Uno como reportero. Fueron cientas las horas que pasó Jay sentado en cajones de leche en el Barrio Jagual viendo videos de “Lo mejor de Jennifer Wolf y José Esteves”, adquiriendo los manerismos de Rayné Hance e imitando el carisma de Susan Soltero. Jay también comenzó a imitar la mirada de Julio Rivera Saniel, pero cayó al piso desmayado y nunca más lo volvió a intentar. Fonseca solo tenía una cosa clara en la mente: comerle los dulces al dañaropa y chichón de piso de Normando Valentín.

Atrás quedaron esos años de rebeldía. Jay, escorvao como es, se paró lo más erguido que pudo y miró fijamente al sol sin pestañear. Josué entregaría cuerpo y alma para lograr su sueño. La vida estaba dispuesta a darle batalla a Jay, y en uno de los turnos se entera que el Pollito Yito era mujer, y que esta a su vez era la pareja consensual de Sandra Zaiter. Un abatido Jay cayó desplomado al suelo. Todos los empleados de Noti Uno fueron a socorrerlo, excepto Falú que estaba viendo porno como de costumbre. Estos pensaron que Josué había sufrido un infarto debido a su obesidad mórbida.

Jay, quien cuando caga tapa hasta el inodoro del vecino, rápidamente arremetió contra todos por haber ocultado la verdad todos estos años. Estadista por naturaleza, paladín de la veracidad por convicción, Jay no entendía cómo podían ser periodistas y no luchar incansablemente para abrir la caja de Pandora que es este culo de isla. Es así como Jay jura ante el gallo disecado de los Fonseca que no descansará hasta que se sepa toda la verdad, y que repetirá todas las veces que le salga de sus arrugados y pelúos testículos que es del Barrio Jagual en San Lorenzo. Días después, Jay abandona Noti Uno, pues se enteró que lo iban a botar y decidió picar alante.

Fonseca comienza a trabajar en WKAQ, y junto a su buen amigo Thomas Rivera Shatz, comienzan a patearle el buche a la competencia. Josué empieza a probar la gloria… dos días después lo botan una vez más, siendo sustituido por José Raul “Me gustan los hombres menores” Arriaga. Jay no se detuvo a llorar. Con más ganas se echó pal frente la pollina y tiró un resumé en otra emisora. Jay es contratado por Red 96, y ahora sí que venía a comerse los nenes crudos. Tres meses después la emisora muere, siendo sustituida por una estación de merengue.

Jay, quien había comenzado estudios en Leyes, tocó su punto más bajo, y tuvo que trabajar en una fábrica de Moca como molde de guaguas Honda Element. El dinero no alcanzaba, y entró al mundo del mercadeo y la publicidad, y con su característica mano en la cintura y una camisa roja, le dio vida a la jarra de Kool-Aid en las promociones de los supermercados Mr. Special en el suroeste. Esto no amilanaría a Jay y tampoco se daría por vencido en lograr su meta. Sudoripado, extenuado y decaído, Jay no entendía porqué la respuesta de Dios a todas sus plegarías era siempre un rotundo “NO”. Su masa era blandengue, pero sus ganas de informar seguían erectas y sólidas.

Un buen día en la UPR, un apesumbrado y fatigado Jay iba de camino a un vendor machine en la Escuela de Derecho para menear la máquina a ver si caía una bolsa de Doritos. Se formó una huelga allí mismo. Ignorando la peste a culos sucios que hay siempre en ese lugar, Jay pudo oler que era su oportunidad. Volvió a llenar con ganas su vena periodística. Con su teléfono Razor pudo cortarse las venas, pero no: Jay decidió documentar los atropellos de la Policía y los directivos de la Universidad.

Jay vivió la lucha UPR, comió con la lucha UPR y no se trepó en la verja, porque hasta Jay conoce sus limitaciones. Su nombre comenzó a llamar la atención de los medios que solo recordaban a Fonseca como “el chamaco que botan de to’s la’os”. Es así como Funky Joe y El Gangster contratan a Jay Fonseca, y este comienza a caminar sobre el filo de la gloria. No solo firma un sólido contrato con SBS de unos 1,000 dólares mensuales, sino que culminó estudios en Derecho, y terminó todo el examen de la reválida en una hora y media.

Desde entonces la vida le sonríe. Al sol de hoy, al igual que una mujer en menstruación, a Jay no lo domina ni El Encantador de Perros. Este es su momento. Con Disney aprendimos que todo se soluciona con una canción, con Jay aprendimos que solo necesitamos que nos den un momento pa’ probar de qué estamos hechos… creo que esa línea es de Tito Auger, pero picheen, a Jay también le aplica.

Mujeres, lujos, placeres y mofongo relleno de mariscos es un día normal en la vida de Josué. Jay, quien nunca duerme sino que espera pacientemente con los ojos abiertos a que se asome el alba, se alzó como el capitán de la nueva generación de histéricos en los medios.

Luis Francisco Ojeda, al igual que al ELA, ya no da más leche, y es Fonseca quien a todas luces se convertirá en vigía y fiscalizador de la corrupción. Como una fémina celosa, Fonseca tiene una imaginacion bárbara y la capacidad de iniciar el apocalipsis con solo una llamada no respondida.

Jay Fonseca comienza a dejar sus huellas en las crónicas del periodismo local y ha popularizado frases como “se nos va la vida”, “nos roban el pais”, “cría boricuas y te sacarán los ojos” y “saca la cara del río que estan lavando morcillas”. Josué es un dron de información, y seas hombre, Evelyn Vázquez o Guitarreño, Jay no se la deja pasar a nadie.

No solo se convirtió en la inspiración de niños y musa erótica de las doñas, sino que una nueva gama de jovenes vieron en Legally Blonde y en Jay el numen para entrar al mundo de las Leyes. También Josué se ha enfrentado a detractores. Incluso, en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico crearon la asociación PUCPR Fashion and Law, en un vago intento por demostrar que los abogados -a diferencia de Josué- saben que los gabanes grises betiaos y los Dockers color khaki no combinan.

Con el Barrio Jagual en su pecho, Fonseca nos advierte unas 1,917 veces en sus programas que es abogado, conocedor de la ley, que viene de cuna pobre y que siempre pide comida china pa’ llevar porque le echan más. Josué no da reversa. Altivo y con la mirada puesta en el horizonte -como el gallo disecado de la familia Fonseca- Jay prometió que aún no han visto lo mejor de él.

Cortesía de Alastor

Continuará…

About the Author:

Gurú farandulero, filósofo, analista político, pinto rejas, hago mudanzas y boto escombros. Autor del worst seller "Las Cavilaciones de un Escritor Loco". Insultos son bien recibidos en Twitter @Macetaminofen
×
  • compay30

    jajajajaja vete pal carajo….dale a el otro….

  • Cagonis

    Es fiel y exacta a la verdad. Ya que mencionaron algo de la Honda, siempre mencionaba en los programas que tiene un Hondita del 2003.

  • BiEkE

    jajajajajajajajajajajjajajajajajaja

    me fucking meo!!!

  • PELOTA’E CABRON ESTE MINOFEN. HAHAHAHAHAHAHA, JAY PIDE COMIDA EN LOS CHINOS PORQUE SIRVEN MAS.

  • ¿Qué pasó con la parte de la historia cuando la novia o deja y se deprime y se une al grupo de Pedro Julio Serrano por despecho? Recuerden que la novia lo dejó porque lo más romántico que sabía decirle eran versos del código civil y recitarle noticias de memoria. ¿Que pasó con la parte de cuando se desquita con Evelyn Vázquez el plantón de la novia?

    Adelante y éxito.

  • Eljierro

    Falta la muchacha que preñó. Espero que el próximo escrito no sea el mid-season finale.

  • Miss_celt

    Va a venir Jairo y su ganga y van a vouguearte hasta que te mueras. Cuidate que una noche no se forme un crical tipo “West Side Story” y te dejen ultrajado, vestido de Zara y con la susodicha pollina de Jay. Tqm mariquita.

  • Siempre cabe

    Llenarle de mierda los handle del carro y pampers cagaos en el buzon jajajajajaja hijoeputa jajaja

  • Roberto

    Tremendo, me he reído con coj…….!!!!!

  • yea

    quedo cabron sigue asi

  • Es irónico que fue Evelyn Vázquez quien puso a cagar blandito a Jay Fonseca y lo puso a llorar en televisión, decir que es padre de familia, retractarse y decir que lo que hace es un personaje y no él. Igualito que El Molusco.

  • FUCKENCIA

    Me rei con cojones… y eso que no tengo

  • Anonimo

    Espero que de den copy/paste y que esto se convierta en la entrada de Wikipedia de Jay Fonseca.

  • Vulvanifrina

    “Jay, quien cuando caga tapa hasta el inodoro del vecino” esta jodienda a mi me encantó tanto que hasta me excitó! Ya me imaginaba a Maceta escribiendo con una medalla, to’ sudao viendo fotos de Carmen Luvana y buscando palabras en Vea y TV Guía para añadir a tan colorido y jocoso escrito.

  • OKR

    quedo cabron! jajaja resucito la letrina me cago en diez!!

  • Sancocho Prieto

    Leyendo esto, no sé por qué pero me vino a la mente la imagen del dormitorio de la gordita de Girl Interrupted. Debajo de la cama de Jay deben haber escondidos cientos y cientos de esqueletos de pollo.

  • Rastaino

    “Jay, quien había comenzado estudios en Leyes, tocó su punto más bajo, y tuvo que trabajar en una fábrica de Moca como molde de guaguas Honda Element.” ….’tas cabron, Mace, se me cayeron los cojones de la risa y se me llenaron de pelusa….

  • Carola

    Acabo de sufrir un ataque de ASMA de tanto que me rei!!!!

  • Gandinga fria

    “saca la cara del río que estan lavando morcillas”

  • Caracolito

    Hacia tiempo que no me reia tanto, estan del carajo.