banner ad

David Huertas: Un Cáncer

| December 30, 2014 | 1 Comments

HuertasFEATURED

El 2 de diciembre de 2014, Felo Rivera, el apoderado de los entonces Piratas de Quebradilas, pide la transferencia del equipo por un año a Manatí. La razón principal fue un boicot generado en las redes sociales por un cambio que hizo, donde cambió a David Huertas, capitán del equipo pirata, hacia los archirivales Capitanes de Arecibo por Edwin Ubiles, Shabazz Napier y lo que se comenta fueron unos 240 mil dólares. Los fanáticos piratas alzaron su voz en protesta por entender que el equipo que le presentarían sería una mierda, y según Felo, solo vendió tres abonos.

La transferencia del equipo fue un golpe duro para todos los fanáticos, y comenzó un movimiento para tener un equipo en el 2015 que irónicamente sería peor que el que dejaron ir; ese equipo que logró firmar al jugador “fantasma” Ubiles y a las semanas hizo un cambio de impacto por John Holland. Todo este revolú de quedarse sin equipo y empezar otro por un solo jugador: David Huertas Sullivan. El David Huertas Sullivan que había echado fuego a la olla cuando dijo que “estaba impactado” por el cambio y que él pensaba que le quedaban muchos años más en Quebradillas.

Con este llorao’ cogió de pendejo a casi toda la fanáticada de Quebradillas, menos a mí. Mi nombre es Gazoo Starr, besos a los que me recuerdan y flores al que ya me olvidó, y he detestado a David Huertas Sullivan desde aquel fatídico juego de las finales del 2011. Ganábamos en las postrimerías del juego, y David Huertas tomó la decisión de tirar el balón cuando todo lo que tenía que hacer era aguantarlo. AGUANTARLO MALDITA SEA. AGUANTARLO.

 

Disculpen el exabrupto. Denme un momento en lo que me vuelvo a componer. Todavía no lo supero. No es fácil.

 

*respira hondo*

 

Por querer ser el héroe le dio la victoria a Los Capitanes de Arecibo, y de paso se convirtió en el villano de mi corazón. Nunca se lo perdoné y me dediqué a estudiarlo. Incluso me escondía en el parking del Raymond Dalmau con mi amigo Valerio a estudiar la manera en la que el cabrón se montaba y se bajaba de su carro. Aprendí que al montarse se saca los mocos y al bajarse se rasca el culo con el dedo anular de la mano izquierda. Quería saber todo del que sabía que no nos había destruido por última vez.  Incluso cuando decidí odiarlo en silencio después del campeonato del 2013, sabía que Huertas Sullivan no era más que una basura.

FOTO QUE HUERTAS SE TIRO PARA EL DRAFT DE LA NBA AL QUE NUNCA LLEGO

FOTO QUE HUERTAS SULLIVAN SE TIRO PARA EL DRAFT DE LA NBA AL QUE NUNCA LLEGO

 

David Huertas Sullivan, conocido como “El Chancroso Gris” en su natal Humacao por su asqueante chancro yugular, creció para ser la verguenza de su pueblo. “Gargajito”, como cariñosamente lo llamaban en el barrio y usaba los hot pants de su hermana como los pantalones que van debajo de los de jugar, mostró destrezas para el baloncesto y fue creciendo hasta convertirse en lo suficientemente bueno como para ganar una beca e ir a jugar high school en Florida. Allí tuvo que aprender a lavarse sus propios calzoncillos, los cuales siempre destilaron el más fétido olor a peo cuando abría su bulto en los vestidores para cambiarse de ropa. Sólo en Florida, David Huertas perfeccionó su tiro y su capacidad para ser un culo de persona.

DAVID HUERTAS BURLANDOSE DE LOS INOCENTES NIÑOS POBRES.

DAVID HUERTAS BURLANDOSE DE LOS INOCENTES NIÑOS POBRES FRENTE A UNA ANONADADA MULTITUD.

El ego de David Huertas Sullivan es tal que le permitió olvidar cuando en los Florida Gators  le gritaban “go wash your neck, you filthy bitch” y “Rufio” como el de la pelicula Hook, para convertirse en la estrella de Ole Miss. En Ole Miss, Huertas Sullivan promedio 18 puntos por juego, una cantidad superior a los 2 puntos y 7 toallazos que promedio en los Florida Gators. David recuperó su “swag” jugando en una conferencia llena de batatas, y trajo esta actitud a Quebradillas cuando llegó como parte del paquete de jugadores que venian de Los Criollos de Caguas.

UN JOVEN Y ASUSTADO HUERTAS EN FLORIDA CUANDO LO REGAÑARON POR CAGARSE EN LOS PATIOS COMO HACIA EN HUMACAO.

UN JOVEN Y ASUSTADO HUERTAS SULLIVAN EN FLORIDA CUANDO LO REGAÑARON POR CAGARSE EN LOS PATIOS COMO HACIA EN HUMACAO.

David Huertas desde su primer año en Quebradillas tuvo problemas con sus compañeros. Las peleas con Peter John son míticas, y la pelea en el half time con Jojo Jones ha causado que en Quebradillas se escriban poemas alejandrinos en su honor. Fueron tanto los problemas, que Felo dicidió quedarse con Huertas y salir de Jojo Jones y de su amado hijo Peter John. Así fue como Huertas se convirtió en lo que siempre quiso ser: el líder del equipo.

La realidad es que la palabra líder a David Huertas Sullivan le queda tan grande como me quedan a mi los condones x-small Magnum. En la temporada 2013, con David como lider, los Piratas fueron mediocres. Eran como Huertas: son buenos, pero inconsistentes, y sin la capacidad de entender en qué están fallando para mejorar. No es hasta que llegan de Australia los jugadores Shawn Redhage y el mejor jugador que ha pasado por esta isla olvidada por Dios, Kevin Lisch, que los Piratas de Quebradillas comienzan a enderezar el barco. Entonces el equipo toma la personalidad de Lisch, un líder de averdura, que los lleva directamente al campeonato.

Aquel 29 de julio, cuando terminó el último cuarto y proclamaron campeones a Los Piratas de Quebradillas, David Huertas Sullivan se trepó en la mesa de los comentaristas he hizo expresiones de agradecimiento, pero por dentro estaba hirviendo en candela. Huertas había visto cómo durante la serie regular había fallado en su intento por convertirse en el jugador más valioso, y ahora tenía que ver como un compañero de equipo, Kevin Lisch, celebraba ser galardonado el jugador más valioso de la final. El campeonato le supo amargo a un David Huertas Sullivan cuyo ego es más grande que el hueco que dejó La Comay en el horario de las seis de la tarde.

La mejor manera de describir a David Huertas Sullivan durante la temporada 2014 es como un líder de manada que se siente amenazado. Desde el principio, David Huertas Sullivan buscó la manera de dejarle saber a sus compañeros de equipo que por la puerta no iba a entrar Kevin Lisch, así que tenían que seguir su dirección. Es por esto que en varias ocasiones El Chancroso de Humacao invitó a pelear sus compañeros de equipo durante Time-Outs. Entre los jugadores que David Huertas Sullivan invitó a pelear al puño en medio de un juego se encontraban Ricky “El Microondas” Melendez y Jonathan García. Entiéndase, invitaba a pelear a los más bajitos y buena gente del equipo (en el caso de Jonathan), pero ni pal carajo invitaba a pelear a un loco como Owen Perez que lo iba a arrastrar hasta Isabela. Por estos incidentes y para conciliar el grupo, la gerencia de Los Piratas llamó a conferencias a puertas cerradas a todos los jugadores. Felo, tan bocón como es, no lo hizo público para que así la gente fuera conociendo como verdaderamente es La Verguenza de Humacao. Este fue otro de los errores de Felo.

FOTO DE DAVID HUERTAS EN LO MEJOR QUE HACIA EN QUEBRADILLAS, EMBORRACHARSE COMO CULO EN EL PUEBLO.

FOTO DE DAVID HUERTAS SULLIVAN EN LO MEJOR QUE HACIA EN QUEBRADILLAS, EMBORRACHARSE COMO CULO EN EL PUEBLO.

La temporada continuaba con sus altas y bajas, a la espera de Lorenzo Mata y si por milagro de Dios llegaba Lisch, cuando llegó James Ennis. La Leyenda de James Ennis había comenzado desde enero, y el hype era tanto que se esperaba que fuera la segunda llegada de Michael Jordan. James Ennis, quien con unos credenciales de primera podía ser un tipo egocentrista, era un muchacho buena gente, contrario a David Huertas Sullivan. David Huertas volvió a sentirse amenazado, y como la niñita insegura que es, empezó a hacerle la vida imposible a La Leyenda de James Ennis. En Puerto Rico siempre hacen las mismas jugadas, así que David Huertas sabía cortarle el pase a James Ennis y quedarse con la bola. Esto hacía que James Ennis se viera perdido en cancha, pero la realidad es que el que no estaba moviéndose a donde le tocaba era Huertas Sullivan.

Aún con toda la mala fe de David Huertas Sullivan, James Ennis promediaba casi 20 puntos y más de 10 rebotes por juego. La frustración de Huertas al no poder hacer ver a James Ennis completamente mal hizo que en un juego empezara a gritarle a Carlos Calcaño “¡Sácalo! ¡El es una mierda!” con la misma fuerza que una persona en medio del sexo anal gritaría “sácalo que me cago”. ¿Qué jugador profesional se pone en este plan contra sus propios compañeros? Hoy día James Ennis juega para Los Heat de Miami, mientras que la carrera de Huertas Sullivan languidece en un club mexicano. Este fue el segundo incidente que no se hizo público y que posiblemente le costó a Felo Rivera el público quebradillano.

Cuando James Ennis se va, para el beneplacito de Huertas Sullivan, el equipo se hizo mierda. Cayeron en una de las peores rachas de los últimos años y David Huertas Sullivan comenzó hacer jugadas que marcaron a cada uno de los fánaticos quebradillanos, como la icónica vez que se mordió la bola, la tira de dos, encesta…pero perdiamos por tres.

HuertasWAPA

Al mismo tiempo, mientras luchabamos en las semifinales contra Los Capitanes, las lesiones y las enfermedades, David Huertas Sullivan firmaba contrato con Josué Monrozeau, hijo del dueño de Los Capitanes. Desde ese momento se escuchaba en los pasillos que Huertas no quería firmar con Quebradillas, quería ir a jugar en Arecibo, quienes le pagarían el máximo mas otra purruchá con la excusa de la Liga de Las Americas. Sin embargo, el rumor no se tocó en las ondas radiales y una vez más Felo, quien no es apodado “Felo Truco” por mamarse el deo, no dijo nada para poner la bola en la cancha de Huertas Sullivan. Así fue como en el juego de eliminación, todo Quebradillas vio como Huertas Sullivan se rindió a mitad de juego y no volvió a entrar mientras mantenía su cara de descontento. Pero los fanáticos no cuestionaron su entrega, por razones que aún desconozco.

Entonces lo que era un secreto a voces sucedió. David Huertas Sullivan pasó a Arecibo. En sus primeras declaraciones, Huertas Sullivan se mostró “en shock” pues según él, pensaba que le quedaba mucho tiempo más en Quebradillas. Esto hizo que los ya ciegos fanaticos de Quebradillas, se arrancaran el único ojo que les quedaba, el del culo, y quedaran completamente a ciegas. Según ellos, Felo habia traicionado a Huertas al cambiarlo. Todos estaban muy seguros de ello, hasta que hoy en el periódico sale lo siguiente:

cambiosARECIBO

 

Walter Hodge se hacía llamar el artífice del cambio. Incluso indica que, como decían los rumores, Huertas no estaba contento en Quebradillas. ¿Cómo podía ser Hodge artífice? ¿Había hablado con Felo? Claro que no. Es de todos conocidos que Hodge y Huertas son una pareja consensual de amigos. Ya lo tenían todo planchado: Huertas firma con Monro Jr., fuerzan su salida de Quebradillas y juegan juntos. Pero los estúpidos fanáticos se creyeron el cuento de la lealtad de David Huertas Sullivan, quien una vez más nos jodió, aunque no nos destruyó.

Los que casi destruyen a Los Piratas de Quebradillas son los mismos fanáticos. Es hora de aprender que el equipo va por encima de un jugador. Los jugadores van y vienen, pero la camiseta y los colores son para siempre. No estoy diciendo que Felo Rivera no tiene culpa. Nos cogió de pendejos cuando en aquella reunion nunca mencionó la posibilidad de relocalización. Sin embargo, dejaron ir un equipo a Manatí porque es malo, pero posiblemente ganen el campeonato pues todas las movidas que se propusieron las han hecho. Si Manatí gana el campeonato que les quede en la conciencia que ese iba a ser nuestro sexto campeonato, pero quisieron jugar a los caciques, a bailar mas que el trompo. Si ganan el campeonato va a ser la manera mas cruel que se pueda aprender una lección. ¿Pero saben qué? Se lo merecen. Cojan a su David Huertas Sullivan, el que tanto defendían aunque era el ultimo en meterse a las duchas para que cuando saliera ya no tener que toparse con los fanáticos. El mismo que ustedes insultaban desde las gradas pero ahora nadie lo dice. David Huertas Sullivan, el que les mintió diciendo que queria seguir jugando en Quebradillas cuando ya tenia un plan montao’ con Walter Hodge y Josué Monrozeau. David Huertas, el cáncer que solo una medicina poderosa como Kevin Lisch pudo contrarestar.

Lo que le espera a mis Piratas no está fácil. Lo superaremos como superamos la década de los 80’s.

A David Huertas Sullivan no le deseo el mal. Le deseo una larga vida y una carrera llena de logros como la de Fernando Ortiz y Ramon Ramos.

Si eres fanático de David Huertas Sullivan por su juego o eres de l@s cieg@s que juran que el es lindo, y quieres cagarte en mi madre, lo puedes hacer en Facebook en www.facebook.com/GazooStarrLetrina o en Twitter en www.twitter.com/GazooStarr

 

About the Author:

Creador y fundador del mejor blog de Puerto Rico: La Letrina. Maestro de profesión y machinero en fiestas patronales de vocación. Gazoo Starr es un camuyano comprometido con las causas menos nobles del país. Puedes contactarlo a través de Twitter @GazooStarr.
Filed in: Deportes
×
  • Christian

    Diablo mano… eres tan hater, q me haces pensar en que le pediste un canto a Huertas y te lo negó… supéralo!!!