banner ad

Cuidado con las bestias del Sr.Capitalismo

| November 24, 2011

Empleados temorosos ante las Bestias

           Pronto llega el día de la caída del hombre sabio, inteligente, educado y digno y nace el surgimiento de las terribles bestias del viernes negro. Bestias que se comen y se atropellan los unos a los otros con tal de “ahorrarse” un supuesto 10 o 20 % en sus importantes compras navideñas. Durante mis años de universitaria tuve el deshonor de trabajar para una conocida tienda de ropa. Mis compañeras y compañeros temíamos la llegada de este día. La noche anterior nos preparábamos mentalmente para lo que nos deparaba el día siguiente.

 

Bestias esperando que abran las jaulas

Al llegar al estacionamiento del trabajo ya se veían estas terribles bestias merodeando el área. Vigilaban ferozmente la puerta, esperando a que la gerente metiera esa preciada llave en la cerradura para abrirles el paso a estos “tremendos descuentos” que el Sr. Capitalismo tiene para ellos. Muchos halaban las puertas y peleaban porque aun no se había abierto la tienda. En el interior, estábamos los empleados con caras sonrientes y rodillas temblorosas analizando los rostros de aquella multitud de bestias, identificando de quien debíamos huir.

          Hay diferentes tipos de bestias. Están las de cuerpo robusto y ojos saltones que intimidan a las otras bestias y acaparan todos los objetos en venta. Las bestias de cuerpo robusto utilizan su físico para intimidar y conseguir lo que quieren. Usualmente estas son las primeras en entrar a la tienda pues ya han intimidado y empujado a todas las bestias aledañas, posicionándose así, primeros en fila.
           También tenemos las bestias de amor. Usualmente estas bestias están disfrazadas como doñas pentecostales o ancianos que con su aparente “dulzura” engañan al compañero y se llevan el objeto en venta. Con sus tiernos ojos y sus palabras de amor duermen a todos a su alrededor y sin darte cuenta se llevaron el objeto que hace unos segundos estaba en tus manos.

Dos de los tipos de bestias, uniendo fuerzas...

           Ultimas pero definitivamente no menos espeluznante, existen los pequeños demonios del viernes negro. Estos son los peores y a los que más temo. Son los engendros de las grandes bestias. Estos pequeños demonios del viernes negro destrozan todo a su alrededor. Con su chillona voz abren paso entre la multitud de bestias para permitir que sus padres pasen y agarren el objeto deseado. Los pequeños demonios del viernes negro también pisotean y con una mirada intimidante hipnotizan a las bestias aledañas sacándole así ventaja en esta carrera en la cual el Sr. Capitalismo es el único que sale  victorioso.

Foto de perfil del Sr. Capitalismo

          Mañana será un día lleno de euforia para estas terribles bestias pero uno lleno de temor y angustia para los empelados de las tiendas. Cada año las bestias son más feroces y más audaces impidiendo así que los empleados desarrollen técnicas de defensa ante estas. Mañana me levantare temprano, no para convertirme en una de estas bestias, si no para observar y estudiar el comportamiento de estas, temer por la sanidad mental de los empleados y ver como todos se olvidan de lo agradecidos que estaban el día anterior de todo lo que tenían y hoy solo pelean, aruñan, atropellan y se insultan por lo que quieren tener. “Demos gracias al señor, demos gracias, demos gracias por su amor.”


¡Sígueme en Twitter pa’ que me enseñes lo que compraste cara’! www.twitter.com/Shirley_Shirlz

About the Author:

×
  • Muy bueno!! La gente es como la peste rapida y a la misma vez desagradable jodios anormales como si no pudieran ahorrar en los otros 364 dias del ano muerte al viernes negro pu~eta!!!