banner ad

Cronicas del Jamónzone

| April 13, 2017 | 2 Comments

Crónicas del Jamón-Zone (No encuentro mejor título)

Saludos. Sé que algunos me conocen porque sólo se hablar sobre pasajes baratos. Mi nombre es Brenda, nací en San Juan pero por vergüenza pasé años diciendo que era de Carolina (claro, por Santini). Tengo un problema serio porque en el año 2017, mi playlist consiste en éxitos de los 80s y 90s. Aún escucho a Lizzy Estrella, a Julián (el cantante, el de Si Ella Supiera) y a Menudo. Además, no existe diva en mi vida más grande que Millie Corretjer (¡te odio Oscar!). Espero con ansias el 2018 para celebrar los 20 años del disco Antifaz de Dayanara así que, con ese trasfondo musical saben ya en que lugar de la cultura popular de este país me muevo.

Hoy no voy a hablar de música, sino de una condición que comparto con otras compatriotas, amargadas, amantes de los gatos e incluso, con otras compañeras que quedaron “stucked in the 90s”: la jamonería.

A mis 27 años me considero JAMONA. Siempre salen los divagantes que te dicen “ay, pero si tú estás joven, todavía te queda tanta gente que conocer”. No señores, estoy jamona y les explicaré cuales son las condiciones que me recuerdan esto.

 

  • ¿Cuántas relaciones serias has tenido en tu vida? Mi único “noviazgo” lo tuve en la adolescencia. En mi adultez, solo he estado “dating”, mientras la gente a mi alrededor, ha tenido relaciones serias de años, están casados o tienen hijos. ¿Eso no es una señal de algo podrido?

 

  • Soy el amuleto de la suerte de mis ex-parejas. Todo chico con el que salgo, encuentra su felicidad luego de haber estado conmigo. Algo así como Good Luck Chuck.

 

  • Vivo viajando sola: Es algo que si me has leído en Traveleira o en HuffPost, quizás lo entiendas. Por alguna razón, las mujeres que no tenemos miedo a hacer ciertas cosas nos convertimos en “Machas alfas”. Alguna vez salí con alguien y escuché un: “Es que no podemos estar juntos, tú eres muy independiente”. Nunca he entendido que problema tiene ser muy independiente excepto porque tengas el pipí muy chiquito o algo así.

Leo eruditos del tema de las relaciones en las redes como el célebre Macetaminofen y me doy cuenta de lo alejada que estoy de los asuntos de pareja en este país. (Desde que vivo en España, también me he dado cuenta que allá tampoco.) Admito ser un YOLO que camina y esas tendencias psychos que mencionan de las mujeres nunca me salen. Nunca he celado a un jevo, o si me las pegan les digo “puej, mete mano si te gusta ella” o cosas por el estilo. Probablemente lo proyecto y eso me hace rara, creo que los hombres inconscientemente esperan que los psycheen. Nuevamente, parecen ser cosas de Macha Alfa.

Voy a dejar el tema de la jamonería porque creo que ya ha quedado claro y además, me siento como Carmen Jovet o como Alba Nydia Díaz hablando tanto de mí. Hablemos de queso.

Se tiende a pensar que TODO JAMÓN tiene queso trepau. Se tiende a pesar que TODO JAMÓN no moja el nugget. Les tengo buenas noticias: el jamón y el queso son dos partes distintas del sandwich.

Existen jamones promiscuos, léase, gente que está bien sola pero no deja de meter mano. Eso siempre ha existido, pero hoy gracias a Bumble y a Tinder es algo mucho más común. Hoy día, tener el queso trepau es una decisión personal, o solo una cuestión de actitud.

He leído 20 veces que esto es cuestión de marketing, y sí, hasta cierto punto lo es: Como te proyectas, será lo que consigues. Yo soy una snob pendeja, eso ha sido así desde que tengo uso de razón y no, a pesar de ello nunca me he conseguido un snob igual de pendejo que yo. Pienso que los principios de marketing funciona mejor en asuntos de mojar nugget que en asuntos de relaciones.

Con todo esto solo me queda por decirles: Señores, si se sienten que son tan jamones como yo, sáquenle provecho a la situación, conózcanse mejor y no lloren por ello. Además, si usted se siente jamón, procure solamente ser jamón y no tener un queso.

Al final, como les dije, es cuestión de actitud. No queda otra que pasarla bien haciendo lo mejor que saben hacer. Si logran salir del “jamón-zone”, compartan el secreto, porque tengo la impresión de que de aquí no se sale.

About the Author:

Brenda Gisselle es una puertorriqueña que ama a los puertorriqueños...lejos pa'l carajo. Por ello se inventó traveleira.com, pa' conseguir excusas pa' viajar y tenerlos lejos con cojones. En su tiempo libre disfruta corregir errores ortográficos y jugar jax.
Filed in: Sexo
×
  • Si Claro

    Porqueria

  • Glory Glo

    Ser jamon es luego de los 30 de que hablas. Soy seguidora de laletrina y la he auspiciado. No comparto esta opinion.