banner ad

Clásicos de La Letrina: “La Puerta y La Sorpresa detrás de Ella.”

| November 25, 2006

Pasó un miércoles.
Así como hoy, pero mas como ayer.
Era un día revuelto, y los jóvenes se quejaban.
Y los jóvenes bebían al mediodía.
Y los jóvenes iban a clases, pero su espiritu se quedaba en la cama,con la jevita de turno, con la muchacha que conocieron anoche, con el que los emborracho y les rompió el culo, con su abuelita enferma en otro pueblo, con Letrina.net, con el Newport, con el sobre de Arroz Lipton, con el pasto de los gacebos, con el pasto de la Perla, con las coronitas de a peso, con el examen seguro pero de clase extraviada, con la actividad cultural, con que estaría haciendo su ídolo Gazoo Starr.

Era un Miércoles, así como hoy pero mas como ayer en Santa Rita, y el ídolo estaba en La Peregrina, sin ir a la universidad, pensando en la nena que conoció ayer y como la emborracharía para romperle el culo, luego fumarse un Newport, capiar en los gacebos o La Perla, y estudiar del examen del que no sabía ni de que clase era.

Entonces sonó el teléfono y al tomar la llamada era la muchacha que conoció en El Ocho de Blanco. La misma que no quiso beber nada, que solo le dió un besito de piquito en boquita, y lo dejó bellaco, con el pene bn marcado en los licras con lentejuelas que llevaba esa noche.

Su nombre era Gazoo Starr, y María lo acababa de invitar a su apartamento en La Madrid. A los cinco minutos Gazoo Starr estaba en el apartamento de María, con su lengua enredada en la de ella, con camisa abajo y su bicho arriba.

-“Que duro lo tienes” – dijo María.

-“Ese es mi Celular” – le contestó Gazoo.

-“Oh, pero esas bolas tan grandes…”

– “Ese e mi peluche de Filiberto…tu has visto un bicho alguna ves?”

-“No…soy virgen”.

Y con eso se le metió el diablo adentro.
Estaban en el apartamento y la sala era acogedora.Gazoo podía ver la torre de la UPR que se erguía entre los edificios, y podía ver su masculinidad que se erguía entre los muslos, y la boca de María se acercaba, con el aliento a arroz Lipton, con el pudor de la que mama por primera ves.

Ella lo tomó en sus manos como la que coje una urna en una misa.
Lo llevó a su boca, y comenzó a el proceso de aceptacion-negacion. Decía que si con la cabeza y con la cebeza en su boca. Decía que no con la cabeza, con las bolas en su nariz.

No era la mejor mamadora, pero era la rookie la del año.
“Quiero venirme en tu cara” – le dijo Gazoo Starr.

-“Está bi*7en*&^7…”-se entendió que dijo con su boca llena.

Entonces comenzó a masturbar a Gazoo Starr y este estaba a punto del extasis.

“SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII” – Decía Gazoo Starr.
“SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!! SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII” -continuaba.

A mitad de uno de esos “SIIII” sucedió lo inesperado.Se abrió la puerta de el apartamento, ylos jovenes en el sillon de la sala, los jovenes sin lugar para donde correr.

Había en la puerta un muchacha con falda larga, pelo en rabo y la boca abierta. Estudiaba en Educación y era pentecosta. Era obvio.

Ese segundo fue eterno.
La Muchacha, en shock, miró a María a los ojos.
María, frizada con el guevo en su mano, la miró a los ojos.
Gazoo Starr iba a mitad de ese “SIIII” cuando se fundió con un “NOOO” de María.

La rigidez de su mano en combinación con el nerviosismo del ídolo crearon esa ultima peladita de prepusio necesaria.

Cuando ella terminó el “NOOO” sin querer queriendo Gazoo Starr se vino. Se vino en el ojo abierto de par en par de Maria, en su boca que terminaba el sonido gutural, en el cachete, en mano de estatua.

Gazoo Starr la miró, y vio que tenía un ojo cerrado y el otro lloroso de la quemasón. La boca abierta y la esperma bajando. María era la imagen de una retardada. Su roomate dejó caer el bulto y cerró la puerta. Gazoo le abrió la mano a María para poder safarse de su comando sobre su pene. Se vistio y salió por la puerta. María todavia estaba en la misma posición, con la esperma bajando por su quijada, un ojo cerrado y el otro lloroso. No la vio nunca mas, aunque cree haber visto a la roomate por la universidad al otro dia. Con Highlights en el pelo, y mini falda en las nalgas.

Pasó un miércoles.
Así como hoy, pero mas como ayer.
Los Jóvenes no le ponían seguro a las puertas y los mangaban por primera ves. Sucedió en Santa Rita, en los gloriosos años de universidad.

Tags: ,,,,,,,

About the Author:

Creador y fundador del mejor blog de Puerto Rico: La Letrina. Maestro de profesión y machinero en fiestas patronales de vocación. Gazoo Starr es un camuyano comprometido con las causas menos nobles del país. Puedes contactarlo a través de Twitter @GazooStarr.
Filed in: Sin Categoria
×