banner ad

Boca abajo buscando un sol

| February 14, 2013 | 6 Comments

rocky-beach-5151-S-1

Desde adentro nos dedicamos a mirar un mañana diferente, esperamos la realización de lo que consideramos el estado de vida perfecto; un amanecer que siempre deseabamos pero nunca definiamos sus detalles al pintarlo. No habrá curvas en donde exigimos el trazo de una línea. El aburrirse de amapolas negando las orquideas, cerrar el paso al cambio y luego culpar a quien te favorezca aún no te lleva a lo que inicialmente querías.

Ella esconde sus colores a un precio. Blush y Concealer como medios para un cumplido. El “que bella te ves” que mal acostumbra a recompensar el ocultar lo que deberíamos valorar. El espejo, la barriga metida, el “este es mi mejor lado porque menos me parezco”. Lágrimas de cachete a barbilla que se preguntan “¿por qué no me valoran por quien soy?” de quien nunca se atrevió a serlo por la costumbre de dibujar en su rostro eso que ve en revistas. El chiste popular de “JA! Levantarse antes que él para arreglarte un poco” que para muchas es algo cierto.

El pensamiento general, de la boca pa’ fuera eso de “doctor pa’ tener chavitos” y recostado de la almohada “me apasiona la cocina”. Ese mundo pintado sin nigún tipo de sentido común, donde la lógica vacaciona. Mundo donde nadie se ensucia las manos limpiando las calles y nadie es amante de la cocina porque para qué queremos eso si “doctor pa’ tener chavitos”. Letrero: “Se buscan empleados, todos quierian ser doctor, no hay maestros que eduquen a nuestros niños”.

Es la vida convertida en un “no voy a bailar por no hacer el ridículo”. Vivir o estar vivo, no se compra lo que no se conoce, no se enamora de la ausencia de identidad, no hay próceres sin historia. El “no voy a intentar caminar porque me puedo caer” del recién nacido que hoy gana medallas por un país.

Inseguridades de quien pone en duda su identidad, su singularidad, aportando a algo mayor. Una sociedad que intenta alcanzar una perfección ficticia proyectada en los medios, olvidando que lo que define a un individuo son sus fallas; que las arrugas en la cara de abuelo tienen mil historias por contar y un canvas limpio no tiene nada que expresar.

Danza del cojo, donde baila quien reconoce de lo que carece pero se aventura a participar.

 

About the Author:

Oriundo de Bayamón, Kasique es un caco reformado con un don para el piropo. Desde pequeño mostró habilidad para el dibujo y la pintura. Esta habilidad ha hecho que sea galardonado como el empleado del mes durante 74 semanas corridas; es el técnido de uñas más famoso en el Nail Salon más prestigioso de la ciudad. Lo puedes contactar en www.twitter.com/Kasique_
Filed in: Vida
×
  • Anónimo Del Pueblo

    No entendí un carajo. Díganme bruto o lo que sea. Honestamente no entendí.

  • Campoviejo

    Anda pal carajo;
    fumarse un gallo
    con pedazos de tallo,
    esmalte de unias con ajo
    y acostarse bocabajo
    a rascarse el nie mojado,
    tal vez cagado,
    causa que destiles berborrea
    tan abundante cual diarrea
    en un portoleto inundado.
    Campoviejo

  • Kennia

    Bello!! Bravo! Me encantó 🙂

  • AComoDuele

    Que Porqueria.. esta basofia no tiene ni pies ni cabeza, tanta pendejada sin sentido, yo tampoco entendi un coño.. Mejor sigue reabilitandote y pintando uñas…

  • juancho

    Qué?

  • CLAJE MIERDA